7 cosas que puedes hacer para enfocarte y no perder más el tiempo

Dile adiós a la bestia procrastinadora que vive dentro de ti.

Procrastinar, esa maldita palabra. Terminar un trabajo o informe importante, leer un libro, hacer algo productivo durante el mes, ir al gimnasio: es fin de mes y llevas apenas una página.

La falta de motivación para hacer las cosas no es de ninguna forma algo anormal, solo el hecho de ser humanos hace que cansarnos sea parte de nuestra esencia.

La procrastinación tiene dos causas: el perfeccionismo y la evasión. Mientras el primero nos autosabotea, haciéndonos creer que las cosas no se pueden hacer si no se dan como queremos y no las hacemos culpando a factores externos, la evasión nos hace mantenernos en nuestra zona de confort para impedir sensaciones de estrés, ansiedad o tensión, manteniéndonos en el terreno de lo conocido.

De todas formas, no todo está perdido. El sitio Cultura Colectiva reunió siete consejos para vencer a la bestia procrastinadora que vive dentro de ti. Si te funciona, avísanos.

7. Medita

meditacic3b3ncerebro.jpg

Meditar te calmará y te ayudará a encontrar esos miedos que te hacen recurrir al perfeccionismo y la evasión.

6. Descubre el “para qué” tras esa meta

breathcutefashiongirllipistickmeditationfavim660x650.jpg

Si no hay una razón suficientemente importante para hacer lo que necesitamos y queremos hacer o si no hay un objetivo o situación ideal donde queramos llegar es más fácil fallar en el intento. Mantener tu “para qué” en mente te ayudará a estar motivado.

5. Hazte un cuadro de objetivos

metas660x650.jpg

Esto será un recordatorio de tus metas. Hazlo lo más llamativo y creativo posible y en lugar que lo veas cada día que te levantes, así te motivarás siempre.

4. Elige y decide

pensamientos660x650.jpg

Ahora que conoces tu para qué sabes todo lo que este logro te traerá. Sabes también todo lo que te estarás perdiendo si no haces el esfuerzo. Cada mañana, cuando veas tu cuadro de objetivos, recordarás tu meta final y tendrás la oportunidad de elegir en ese instante si ese día te acercarás o te alejarás de tu objetivo.

3. Marca los días en un calendario

4monthview1700x452.jpg

Ideal para perfeccionistas expertos: cada día que completes tus tareas planeadas, marca con una X en el calendario. Después de un tiempo, y mientras mas X estén arcadas, sentirás que saltarte un día será un desperdicio y se verá todo más incompleto. Al finalizar el día te sentirás mucho mejor simplemente por haber cumplido.

2. Busca alguien a quien rendirle cuentas

friend11070051920660x650.jpg

Algún amigo, coach, terapeuta, que te ayude en caso de que aún te sientas muy desmotivado. A menudo nos comprometemos más con terceros que con nosotros mismos, en especial si esa persona depende de nuestra voluntad o nos empuja a hacer cosas. Ellos también cuentan con nosotros, y no queremos decepcionarlos.

1. Se amable contigo

fashiongirllightslovevintagefavim660x650.jpg

Esto no es una competencia, así que si un día no resulta tal como lo tenías planeado no seas duro ni te castigues. Gratifícate si cumples, entiéndete si fallas. Recuerda que el día siguiente estará lleno de oportunidades nuevas para aprovechar. Sin caer en la indulgencia todos los días, ser amable contigo mismo es mucho mejor práctica que castigarse o sentir culpa, ya que esas emociones te harán entrar en un círculo vicioso muy poco conveniente y te desanimarán aún más.