El plan para fortalecer a Chile como referente mundial del astroturismo

Diversificar la oferta con cabalgatas, senderismo y alojamiento en torno a la observación astronómica además de una fuerte inversión económica.

En la Región de Coquimbo dicen que tienen los mejores cielos del mundo. Y lo dicen con seguridad, con la tranquilidad de que nadie puede arrebatarles esa etiqueta. Y no sólo lo aseveran, también lo han puesto en práctica y ya comienzan a sacarle provecho. Esta región posee el 51 por ciento de la oferta de astroturismo a nivel nacional y es una de las zonas estratégicas para convertir a Chile en referente mundial de esta actividad.

c7ji2esxgaadzsd700x519.jpg

Desde el 2015 nuestro país desarrolla un ambicioso plan para destacar a nivel internacional en este ámbito. En los próximos diez años, Chile invertirá cerca de 4.500 millones de dólares en nuevos observatorios. Con esto, se espera que los ingresos en esta materia aumenten hasta cuatro veces, alcanzando los 20 millones de dólares. En tanto, el número de visitas también se incrementaría, pasando de 262 mil a 750 mil, de acuerdo a una publicación de El Mercurio de la edición del 10 de julio.

La oferta turística también será más diversa; de hecho, en muchos sectores ésta ya no sólo se centra en la visita a observatorios astronómicos (21 científicos y 24 turísticos, de los cuales diez están abiertos al público desde Antofagasta hasta el Biobío); desde hace un tiempo las atracciones también incluyen cabalgatas, senderismo y trekking en torno a la observación astronómica. Actualmente hay 129 oferentes de turismo astronómico.

“Nos hemos convertido en un polo de astroturismo continental y apuntamos a convertirnos en uno de clase mundial, satisfaciendo la necesidad de los turistas que buscan experiencias especiales y significativas. Esto lo consiguen visitando alguno de nuestros observatorios turísticos, practicando trekking o senderismo con observación estelar, o cenando bajo las estrellas, junto a telescopios de última tecnología, lo que en conjunto representa el 50% de la oferta astroturística de Chile”, explica Aldo Carpanetti, director regional de Sernatur en Coquimbo.

c7ji5f9xgaakiyi700x526.jpg

El astroturismo es una industria en crecimiento y seguirá así si se mantiene el interés de los turistas nacionales y extranjeros por este ámbito poco desarrollado del turismo pero con mucho potencial. En nuestro país esto irá de la mano con mayor desarrollo de la educación en materias relacionadas con la astronomía y con el aprovechamiento de nuestra posición geográfica.

“Chile tiene uno de los desiertos más extensos del mundo y está empezando a explotar en nuestros claros cielos esta importante experiencia turística ya no sólo a través de los expertos astrónomos sino a través del turista común y corriente que gusta de la naturaleza y que le interesa experimentar sensaciones, incluso mientras duerme utilizando lodge y domos con vista al firmamento”, explica la directora de la carrera de Turismo y Hotelería del DuocUC de Antonio Varas, Claudia Delgado.

Así, las expectativas son altas y las proyecciones, optimistas. Cada día son más los turistas que eligen a nuestro país como un atractivo destino para disfrutar de la observación astronómica y las múltiples actividades asociadas a esta práctica. Cada día son más los visitantes que con curiosidad alzan la cabeza mirando hacia el firmamento, aprovechando los claros cielos del norte de Chile, país que en una década abarcará el 77 por ciento de la infraestructura astronómica del mundo.