Con más de 70 mil kilómetros recorridos, la aventura ecológica de Upa Chalupa llegó a su fin

Después de recorrer el continente reciclando aceite vegetal quemado, esta pareja de chilenos nos cuenta las enseñanzas y las experiencias que les dejó el viaje.

El 16 de marzo de 2017, Carolina Teixidó y Víctor Millán llegaron a Yendegaia en Tierra del Fuego. Así ponían fin a una travesía que habían iniciado en julio del 2013 en Alaska y que los había llevado a recorrer todo el continente hasta el extremo sur del país.

En total fueron 70.142 kilómetros que recorrieron arriba de “Piscola”, una camioneta Ford de 1996 especialmente condicionada para la travesía que hicieron reciclando 8.908 litros de aceite vegetal quemado.

Fueron bastante las experiencias y los aprendizajes que dejaron estos tres años y ocho meses de viaje, así como los desafíos que vienen a futuro teniendo en cuenta el gran impulso que les significó esta aventura.

sanpedroatacamaupachalupa01660x550.jpg

De regreso en su país, conversamos con Carola y nos contó qué cosas les había dejado el viaje que acababan de terminar, particularmente las enseñanzas que desde este momento pueden aplicar a otros ámbitos de sus vidas.

“Fueron varias las enseñanzas; por un lado tuvimos que reducir el espacio en el que vivimos, el espacio para guardar todo, el agua, la comida, la ropa, entonces teníamos que ser bien inteligentes en el uso de nuestros recursos, y simplificarnos; no puedo tener demasiada ropa, al contrario, tienes que usar la misma ropa por un cierto tiempo e ir lavando cuando esté realmente sucio. El viaje también nos permitió conectarnos más con la naturaaleza, acampar en lagos, ríos, te da más tiempo para pensar y reflexionar, también ha sido un gran avance como pareja, compartir en un lugar tan pequeño durante tanto tiempo nos permitiò afiatarnos más”, explica.

El viaje les permitió acercarse más como pareja, tanto asi que tuvieron que hacer una breve parada para casarse el año pasado. También les sirvió para encontrar un lugar en el mundo donde establecerse. Luego de años viajando, esta pareja de jóvenes chilenos sintió que era tiempo de parar quizás por un tiempo.

Así llegaron a Villa Cerro Castillo en la Región de Aysén, lugar donde piensan comenzar una nueva vida juntos, iniciando algún emprendimiento turístico aprovechando todo lo que pudieron aprender durante el viaje. “Nos enamoramos de esta zona, de esta región. Nos gustó Villa Cerro Castillo, cuando terminamos el viaje nos devolvimos para acá.  La idea es partir acá, partir de cero”, agrega Carola.