La caza con “fines científicos” de Japón terminó con 333 ballenas muertas

Según el gobierno de ese país, el objetivo de esta cruel cacería sería “estudiar el sistema ecológico en el océano”.

La flota ballenera de Japón retornó el pasado viernes al puerto de Shimonoseki luego de dar término a la polémica temporada de caza que comenzó en noviembre y que dejó un lamentable saldo de 333 ballenas Minke muertas en el océano Antártico.

Esta terrible campaña cuenta con el respaldo del gobierno de Japón que asegura que esta cacería se realiza con fines científicos y tiene como objetivo “estudiar el sistema ecológico en el océano”. Sin embargo, las mismas autoridades han reconocido que la carne de las ballenas termina siendo vendida en los mercados locales.

El triste paso de los cinco barcos balleneros por las aguas antárticas ha sido ampliamente repudiado por la comunidad internacional, particularmente por los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda, así como por distintos organizaciones.

“Cada año que Japón sigue con su desacreditada caza científica de ballenas es un año más en que se sacrifican estos animales magníficos sin necesidad. Esta crueldad obscena en el nombre de la ciencia debe terminar”, señaló Kitty Block, vicepresidenta de Humane Society International.

¿Qué opinas de esta terrible cacería que se realiza supuestamente con fines científicos?