Rainbow Warrior recorre las costas chilenas para proteger los mares del fin del mundo

La icónica embarcación de Greenpeace se moverá por la costa del país hasta los mares australes. Abrirá sus puertas en cada ciudad en que se detenga.

Por estos días, el icónico barco de Greenpeace, Rainbow Warrior se encuentra en Chile para formar parte de la campaña “Defendamos los mares del fin del mundo”, con la cual la embarcación pretende recorrer las costas hasta el sur del país.

El barco llegó a Coquimbo el 22 de febrero procedente de Cuba y en estos momentos se dirige a Valparaíso donde estará desde el 2 hasta el 5 de marzo. La campaña tiene como fin pedir que se protejan las aguas de la región austral de Magallanes ante el avance de la explotación del salmón.

“Buscamos salvar los mares del fin del mundo, que están aquí en la Patagonia chilena, amenazados por la industria salmonera”, explicó a Efe la coordinadora de océanos de Greenpeace Chile, Estefanía González.

En cada ciudad que se detenga, el Rainbow Warrior abrirá sus puertas para que las personas puedan visitarlo. Así lo hará también en Valparaíso, Chiloé, Puerto Natales y Punta Arenas, luego de esto seguirá rumbo a Argentina.