La caza furtiva termina con 25 mil elefantes de selva africanos en 10 años

De acuerdo a un nuevo estudio, esto significa una pérdida del 80 por ciento de los ejemplares en el Parque Nacional MInkébé, en Gabón.

El ser humano empuja peligrosamente a algunas especies hacia su extinción. Es una situación dramática y nosotros somos los únicos responsables, al pensar irresponsablemente que estamos por encima de nuestros hermanos animales.

Y hay investigaciones que así lo confirman. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Duke en Estados Unidos y publicado en la revista Current Biology, demuestra una situación lamentable.

Según el trabajo, entre 2004 y 2014, cerca de 25 mil elefantes de selva africanos fueron asesinados por cazadores furtivos en el Parque Nacional Minkébé, en Gabón, una de las reservas más grandes e importantes de África Central.

“Se cree que Gabón posee la mayor población restante de elefantes de selva africanos, lo que implica que estos elefantes se encuentran en aún más problemas de lo que se creía anteriormente”, señaló John Poulsen, profesor de esta universidad.

Debido a esto, resulta urgente reducir la demanda de marfil para que los asesinatos de estos ejemplares se detengan. “Los estudios que muestran una fuerte disminución de las poblaciones de elefantes no son nada nuevo, pero una pérdida en torno al 80 por ciento en solo diez años en una de las áreas protegidas más grandes y remotas de África Central es una alarmante advertencia de que no hay lugar a salvo de la caza furtiva”, agrega el profesional.