Comer pescado podría ser menos saludable debido al calentamiento global

Según un estudio, el incremento en la temperatura global aumentaría en siete veces las concentraciones de mercurio en los peces.

Los efectos del aumento en la temperatura global los podemos percibir diariamente e incluso están presentes en los alimentos que consumimos.

Según un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores suecos, el incremento de la temperatura podría aumentar en siete veces los niveles de mercurio en los peces.

De esta forma, el mercurio liberado a través de la contaminación de las industrias se acumula en el agua adoptando la forma de metilmercurio, según recoge un artículo de la BBC.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el mercurio es uno de los metales más tóxicos que existen. Su presencia estaría vinculada a daños en el sistema nervioso, parálisis y discapacidades mentales en niños.

“Este trabajo muestra de forma experimental que el cambio climático tendrá un efecto significativo en las cantidades de metilmercurio en las aguas costeras y en su concentración en los peces…También tendrá un impacto importante en las simulaciones de escenarios futuros sobre la presencia de mercurio en peces, en respuesta a las reducciones globales de mercurio de sus fuentes emisoras (primariamente industriales)”, señaló Milena Horvart, del Instituto Josef Stefan en Eslovenia, quien no formó parte del estudio.