Experto forestal e incendios: “La gente tiene que entender lo catastrófico que esto es”

Hemos sido testigos durante varios días de las tristes imágenes que han dejado los incendios forestales que afectan a parte importante de nuestro país. Hemos visto cómo desaparecen bosques enteros, y cómo las familias deben arrancar dejando sus hogares y portando algunas pocas pertenencias y a sus animales.

“Chile en llamas”, dicen algunos de los titulares más alarmistas que se centran sólo en la inmediatez de la tragedia, pero dejan de lado las consecuencias a largo plazo que estos eventos van a provocar en las más de 200 mil hectáreas que han sido arrasadas por el fuego.

“Para una persona que trabaja en la conservación, esto lo veo como una catástrofe muy grande. Estamos todos muy perplejos con lo que ha pasado.  La gente se tiene que hacer una idea de lo catastrófico que esto es, es increíble”, señala Álvaro Promis, ingeniero forestal de la Universidad de Chile y director del Departamento de Silvicultura y Conservación de la Naturaleza en la misma institución.

Respecto a las causas de estos siniestros, el profesional explica que son múltiples, desde actividades humanas accidentales o sin intención hasta la existencia de grupos que actúan de manera coordinada. “Eso se tiene que investigar, se tienen que investigar todas las causas”, añade.

Lo más inquietante es el período de recuperación de los ecosistemas dañados, particularmente de los bosques nativos que han resultado quemados. “Va a ser un proceso lento y complejo, de mucha asistencia. Cuando se trata de plantaciones, la recuperación puede ser entre diez o quince años, pero en el caso del bosque nativo, esto puede tomar varias décadas. Va a depender de qué tan intenso fue el fuego y qué tanto quedó destruído el bosque”.

Al mismo tiempo esta emergencia puede ser vista como una oportunidad desde el punto de vista de la conservación, la de promover el cuidado y el respeto por las especies nativas las cuales han pasado a un segundo ámbito tras la masificación e introducción de especies exóticas.

“Es lamentable porque ha sido culpa nuestra, de todos, de los políticos, de las empresas forestales, de haber generado y promovido un tipo de especie, cubriendo así bosques completos…El bosque en sí tiene una gran cantidadd de beneficios, no es sólo belleza, son múltiples, todo eso se ha eliminado y va a costar, por lo menos décadas en el caso del bosque nativo”, finaliza el experto.