La ciencia también se moviliza en contra de Donald Trump

La comunidad científica de Estados Unidos planea una marcha para que el electo Presidente reconozca el cambio climático.

Lleva menos de una semana, pero las acciones que Donald Trump ha llevado a cabo a cargo de la Presidencia de los Estados Unidos tiene preocupados a todos, particularmente a quienes defienden la salud del planeta.

El polémico Presidente ha efectuado un par de acciones muy en la línea de su poca preocupación por el medioambiente.

Primero, el sitio oficial de la Casa Blanca eliminó el apartado dedicado al cambio climático y días después, el magnate autorizó la construcción de dos polémicos oleoductos que habían sido rechazados por Barack Obama por su negativo impacto en el medioambiente.

Sabido es la actitud negacionista que el millonario tiene respecto a este grave fenómeno climático; de hecho, hace algunos años escribió en Twitter que esto era una farsa inventada por los chinos.

Los científicos están inquietos, tanto que la comunidad científica de Estados Unidos ha convocado a una masiva marcha en Washington para expresar su preocupación por la actitud de Trump y así exigir que reconozca el cambio climático.

Si bien aún no se han dado a conocer detalles específicos del movimiento, se ha creado una cuenta en Twitter con el nombre Marcha por la Ciencia que ya tiene más de 150 mil seguidores.

 

Al mismo tiempo, se ha lanzado un sitio web donde se ha difundido información para incentivar la participación en la marcha a la cual no están convocados sólo científicos, también “todo aquel que valore la ciencia empírica. Eso es todo lo que se necesita”, según la página.

El sitio agrega: “La Tierra se calienta por la acción humana. La diversidad de la vida es causada por la evolución. Los políticos que demeritan a los expertos corren el riesgo de tomar decisiones que no reflejan la realidad y deben ser responsabilizados. Un Gobierno estadounidense que ignora a la ciencia para perseguir agendas ideológicas pone en peligro el mundo”.

De esta forma, Donald Trump podría recibir otro golpe en un corto período de tiempo. Cabe recordar que el 21 de enero se realizó en Estados Unidos la Marcha de las Mujeres, la que es indicada como la mayor protesta en la historia de este país.