¿Qué sabemos sobre ecoterrorismo y cuáles son los grupos más importantes?

“Individualistas Tendiendo a lo Salvaje”, grupo que atentó contra Óscar Landerretche, también se había adjudicado el asesinato de un funcionario de la UNAM el año pasado.

“El pretensioso de Landerretche merecía morir por sus ofensas a la Tierra, pero por ahora, nunca se olvidará de que la Mafia Eco-extremista lo puso en su mira”. Esta fue una de las advertencias que el grupo eco extremista “Individualistas Tendiendo a lo Salvaje” publicó luego del fallido atentado en contra del presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche.

Por su dimensión constituye un hecho inédito en el país, pero no para otros lugares del mundo donde este tipo de acciones se ha masificado en el último tiempo.

El ecoterrorismo da cuenta de aquellas acciones efectuadas en defensa de los derechos de los animales y de la Tierra, y los grupos adhieren a causas ecologistas y medioambientales.

Como ideología, están en contra del progreso humano y de todas aquellas iniciativas que provoquen un negativo impacto en la salud del planeta.

Muchas veces, los ataques buscan sólo la destrucción de propiedad material, pero en otros casos, estas acciones son más extremas y han significado el asesinato de personas.

El nacimiento de los grupos ecoterroristas puede situarse en Reino Unido durante los años setenta. Luego, estás prácticas pasaron a otros lugares como Estados Unidos, Rusia y Latinoamérica.

Algunos de los grupos más importantes acusados de terrorismo han sido Frente de Liberación Animal (ALF), Frente de LIberación de la Tierra (ELF). En 2002, el FBI estimó que ambos grupos habían cometido más de 600 acciones en Estados Unidos, causando daños en cerca de 43 millones de dólares.

En México, desde 2011 opera Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS), grupo que se adjudicó el atentando en contra de Landerretche. Esta facción también opera en Argentina y Chile.

En julio de este año, ITS también se adjudicó el asesinato de José Jaime Barrera Moreno, funcionario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y jefe de servicios químicos.

En Chile, en tanto, este grupo también se atribuyó el atentado frustrado en contra de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, cuando fue encontrado un artefacto explosivo que no explotó.