Obama protege el Ártico y prohíbe nuevas perforaciones petroleras

La medida, que también se aplicará a algunas zonas del Atlántico, es considerada como una obstáculo para la próxima administración de Donald Trump.

El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama anunció hoy que prohibirá de forma permanente nuevas perforaciones petroleras y de gas en las aguas federales del océano Atlántico y del Ártico.

Esta medida se aplicaría a las aguas frente a la costa de Alaska, en el mar de Chukotka y gran parte del mar de Beaufort. En tanto, también abarcaría desde Nueva Inglaterra hasta la bahía de Chesapeake en el Atlántico.

La determinación fue informada a través de un comunicado del jefe de estado en conjunto con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau y tiene como objetivo “emprender acciones para asegurar una economía y ecosistema ártico fuerte, sostenible y viable”.

Además se estaría evitando el riesgo de derrames en estas regiones y  el gran impacto medioambiental que esta situación puede provocar.

“Incluso con los mayores estándares de seguridad que ambos países han puesto en práctica, los riesgos de un derrame de crudo en esta región son importantes y nuestra capacidad para limpiar un derrame en las duras condiciones de la región es limitada”, señala Obama.

Esta medida ha sido considerada como un obstáculo para la futura administración de Donald Trump, quien había expresado sus deseos de aumentar la producción de energía. De hecho, el polémico multimillonario no podrá revertir la medida sin un acta del Congreso.

Barack Obama dejará su cargo en enero próximo cuando comience el gobierno de Trump, quien además se ha mostrado poco interesado en las temáticas ambientales e incluso ha llegado a negar el cambio climático.