En menos de una década, 3 mil millones de personas pueden sufrir una crisis de agua

Esto motiva la implementación de medidas globales serias a largo plazo para evitar además la serie de efectos colaterales que puede provocar este problema.

La irresponsabilidad del ser humano puede llevar a nuestro planeta a una situación más que crítica respecto a los recursos con los que contamos para nuestra sobrevivencia.

Según lo advertido por Gro Harlem Brundtland, ex enviada especial de la ONU para el Cambio Climático, en diez años, unos tres mil millones de personas pueden vivir bajo una crisis de agua.

La ex primera ministra de Noruega hizo esta advertencia durante la primera jornada del Foro de la Economía del Agua. “El agua es una preocupación común que afectará directa e indirectamente a escala global…Para el año 2025, más de 3.000 millones de personas se vean afectadas por una crisis de agua”, señaló en declaraciones recogidas por la agencia Efe.

La experta destacó además la urgencia de implementar respuestas globales a largo plazo junto con anticipar que la escasez de agua provocaría que el PIB mundial sufriera una caída del 6 por ciento.

“Para el año 2030, el crecimiento de la población hará que a nivel mundial la demanda de alimentos crezca un 50%, la de energía un 45% y la de agua, un 30%”, añadió.