Las repercusiones que puede generar en materia medioambiental el triunfo de Donald Trump

El nuevo presidente de Estados Unidos no cree en el Cambio Climático y amenazó con retirar a su país del Acuerdo de París.

“El calentamiento global es una completa y muy cara farsa”. Esta es una de las tantas declaraciones polémicas que el recién electo Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha emitido respecto al fenómeno climático.

El magnate considera que el cambio climático es una mentira inventada por los chinos para perjudicar la competitividad de la industria norteamericana, lo que ha provocado indignación entre los científicos y las organizaciones ambientales de todo el mundo.

Trump ganó la elección presidencial y muchos temen que su postura anti ecologista y poco preocupada del cuidado del planeta comience lentamente a concretarse. Los negocios y el respeto por el planeta casi nunca pueden ir de la mano.

El empresario multimillonario no cree en el cambio climático y así lo ha dejado en claro en varias oportunidaes. Pero no es lo único. Durante su campaña, anunció el polémico proyecto del oleoducto Keystone XL, iniciativa que la administración de Barack Obama había rechazado por su importante impacto ambiental.

En otras ideas polémicas, Trump también se ha propuesto recuperar la siempre contaminante industria del carbón, se ha mostrado contrario a las energías renovables y advirtió que retiraría todos los aportes que Estados Unidos realiza a Naciones Unidas en la lucha contra el cambio climático.

Sin embargo, su anuncio más polémico fue que retiraría a Estados Unidos del Acuerdo de París, instancia celebrada en 2015 donde varias naciones se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero e intentar frenar los efectos del cambio climático.

Fue un aviso que a muchos inquietó y que hoy, con el triunfo del magnate ya asegurado, han tenido que salir a responder. La primera fue la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, quien aseguró que la postura de Trump no podrá impedir la aplicación del acuerdo. “No puede, en contra de lo que dijo, denunciar el Acuerdo de París”, señaló la autoridad a la emisora RTL.

La postura de Trump ha sido criticada desde varios lados. Hace unas semanas, un grupo de 37 científicos, entre los que destacaba Stephen Hawking, le escribió una carta al entonces candidato debido a sus irresponsables dichos sobre calentamiento global.

Hace poco, el actor Leonardo Dicaprio, lamentó la postura del magnate y se mostró preocupado con un eventual triunfo de él en las pasadas elecciones. “A alguien que no cree en el cambio climático, que no cree en los hechos, en la ciencia, ni en las verdades empíricas, en mi humilde opinión, no se le debe permitir que ocupe cargos públicos”, aseguró.

Así, y apenas unas horas después del triunfo de Donald Trump, el mundo entero teme que esto signifique un retroceso en la implementación de políticas en beneficio del cuidado del medioambiente. No es descabellado, teniendo en cuenta que el nuevo mandatario de la nación más importante del mundo cree que la principal amenaza que enfrenta el planeta es una gran y completa charlatanería.