Suecia combate el consumismo y la contaminación fomentando la reparación de artefactos

El gobierno sueco decidió bajar los impuestos a las reparaciones de todo tipo de productos.

El gobierno sueco decidió bajar los impuestos a las reparaciones de todo tipo de productos. Una medida que choca con la cultura actual de usar y tirar, acostumbrados a que sea más fácil y en ocasiones más barato comprar algo nuevo que el reparar algo averiado que ya tenemos.

Fuera de rebajar impuestos, el objetivo de la medida es favorecer la creación de nuevos puestos de trabajo,  luchar contra el consumismo descontrolado y asumir un tipo de consumismo colaborativo.

El parlamento sueco discute la reducción del IVA para las reparaciones de bicicletas, ropa y calzado en un 25%. En cuanto a la reparación de electrodomésticos, los suecos podrán solicitar la devolución del 50% del coste de mano de obra de la reparación.

Suecia es un país preocupado por su huella de carbono por lo que ha reducido sus emisiones de CO2 en un 23% y produce más de la mitad de su electricidad a partir de energías renovables. Asimismo, aprovecha toda su basura y la de otros países porque con la suya no tiene suficiente para generar electricidad.

Otro tema pendiente para esta comunidad es luchar contra los grandes productores y la obsolescencia programada de los productos y para ello, ya se están creando certificaciones para empresas que fabriquen sin obsolescencia programada.

Esta recomendación y otras alternativas  para llevar una vida sustentable, ofrecerá la Gran Feria Verde, a realizarse entre el 16 y 20 de noviembre, en Boulevard Alameda 333, ubicado en Alameda 33, Santiago, Chile.