No acumules cosas: el desorden puede impactar tu salud física y emocional

Mientras más simple lo mantengas, más lejos estará el estrés.

Hay dos tipos de personas en el mundo: las que odian el desorden, y las que no se dan cuenta de que está ahí. Bueno, en realidad no se puede ser tan concreto, pero sí hay que reconocer que ese tema puede generar conflictos en la convivencia.

Los medios, las revistas, el mercado y otras personas pueden influir en las decisiones que tomemos en relación a lo que tenemos en nuestro hogar.

Quizás tú eres práctico/a, pero los demás creen que deberías comprar una lámpara de un tipo específico para que tu sala esté más iluminada.

Todos esos estímulos, acompañados de la necesidad de “estar in“, nos hacen gastar de más en objetos que también pueden generar mayor impacto en el medio ambiente, y en nuestra salud física, mental y emocional.

De hecho, un grupo de investigadores de la Universidad de California evaluó el daño que nos puede producir el desorden y la acumulación de cosas en el hogar, y la conclusión es poco favorable para los que “renuevan” constantemente (sólo entran cosas, nada sale).

Estamos sumergidos en la cultura del consumo y eso también se refleja en cómo se ve el espacio en el que vivimos. El hecho de que compremos más y más, y que no nos deshagamos de las cosas que ya no necesitamos, puede reflejarse en una peor autoestima y menor capacidad de concentración.

Casa despejada, mente tranquila

Ya sabes que el desorden y el exceso de cosas te hacen mal, entonces tienes que hacer algo al respecto. Lo primero, es reciclar. Toma esas cosas que no uses y que te produzcan molestia, y selecciona todas las que puedas reciclar.

ea610b15ea927edc011af987acf6b26bc7721149df94689d52b7428b.jpg

Pinterest

No compres cosas que no necesitas, menos si las razones son externas. Si tienes una lámpara que ilumina bien, no necesitas otra de más potencia. Gastarás más energía e impactarás el entorno.

Sé solidario. Siempre va a haber gente que va a necesitar algo que tú tienes. Ten conciencia sobre cómo vives y de las consecuencias del derroche.

Si quieres cambiar tus muebles, busca opciones sustentables e útiles. Si tienes cosas con compartimientos, podrás mantener tu hogar más organizado y también, tu mente estará más tranquila.

Considera también, que la acumulación de cosas también incluye exceso de polvo, y eso afecta tu salud respiratoria.