14 personas hospitalizadas en segundo día de San Fermín

Manifestantes de distintas ciudades españolas e incluso otros países se han dado cita en Pamplona para exponer su opinión contraria al abuso que sufren los toros.

Cada año entre el 7 y el 14 de julio se realiza en Pamplona la Fiesta de San Fermín. Se trata de una tradición que comenzó a principios del siglo XX y en la cual uno de sus puntos cúlmines son las corridas de toros por las calles de la ciudad.

Miles de personas se trasladan al norte de la península ibérica para ser parte de una de las celebraciones más descarnada del mundo moderno.

Solo en su segundo día, 14 personas fueron hospitalizadas por corneadas y lesiones que no siempre causan los toros. Estos animales son en realidad los más perjudicados en esta fiesta donde cada año son decenas los toros sacrificados luego de hacerlos pasar por una situación totalmente traumática.

Además, es importante tener en cuenta que 37 personas fueron hospitalizadas durante el festival del año pasado y 15 han muerto desde que comenzó a celebrarse en 1910.

Respecto de los animales, existen una serie de organizaciones que trabajan contra el maltrato animal que se han manifestado en contra de las corridas de toros.

Manifestantes de distintas ciudades españolas e incluso otros países como Estados Unidos, Suecia y Francia se han dado cita en Pamplona para exponer su opinión contraria al abuso que viven los toros.

Aída Gascón, directora de AnimaNaturalis España, comentó al HuffingtonPost que el objetivo de los manifestantes es “transmitir a la gente que no es consciente de ello la crueldad con la que se asesina y se tortura a los toros que corren el encierro”. Además agregó que “San Fermín puede existir perfectamente sin corridas de toros, no estamos en contra de la fiesta sino de la crueldad, la tortura y la muerte de animales inocentes”.

Según información publicada en el sitio web de la organización animanaturalis.org, hay datos muy violentos respecto del trato a estos animales, especialmente en esta fiesta. A continuación les dejo algunos puntos que seguramente nos impactarán.

Los toros son intencionalmente debilitados por diversos medios, como la falta de comida y el confinamiento en un recinto (chiquero) oscuro. El uso de drogas en los animales es también frecuente. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Salamanca (España) encontró que el 20% de los toros usados en las corridas estaban drogados antes de entrar en la plaza. En una muestra de 200 toros, a uno de cada cinco le habían administrado medicamentos anti inflamatorios, que esconden las heridas o daños que sufre un animal debilitado en sus fuerzas.

Otra práctica común es el “afeitado” de los cuernos, a los que se liman varios centímetros. Los cuernos de los toros son como los bigotes de los gatos, ayudan a los animales a orientarse, por lo que un cambio repentino les afecta la coordinación. El afeitado es ilegal, por lo que los cuernos son sometidos a inspección veterinaria después de la corrida. En 1997, la Confederación de Profesionales de la Tauromaquia -que incluye a 230 toreros españoles- fue a una huelga para oponerse a éstas inspecciones veterinarias.

Cada año, más de 40.000 toros son asesinados bárbaramente en las plazas de toros de toda España.