Esther, la cerdita que se convirtió en una “gran mascota”

Era una mini cerdita y ahora es toda una celebridad en Instagram por su gran tamaño y estilo de vida.

Los cerditos muy de a poco pasaron a ser animales de granja a adorables y fieles mascotas. Al igual que un perro o un gato, estos animales se han convertido en uno de los más preferidos en casa y también en las redes sociales.

Así ha sido la historia de “Esther”, una cerdita que se ha ganado el corazón de sus humanos y de los cibernautas. De hecho, tiene su propia cuenta de Instagram que ya tiene más de 200 mil seguidores.

Sin embargo, la cerdita no tiene nada de pequeña. En el año 2012, recibió una llamada inesperada de una amiga que le contó que tenía una mini cerdita que necesitaba un hogar. Steve Jenkins, uno de los dueños relata al sitio Mashable cómo conoció a Esther:

Me dijo que tenía una mini cerda que necesitaba un hogar, y me preguntó si estaba interesado. Nunca habíamos hablado de esto antes (su compañero Derek), pero siempre nos habían gustado los animales y la idea de tener un cerdo era increíble para mí. Decidí sin consultar a Derek, y al día siguiente fui a recogerla a Esther.

Mientras Steve estaba esperando un cerdo de tamaño pequeño, Esther terminó siendo enorme. Ahora pesa más de 600 libras y tiene la inteligencia de un niño humano.

La curiosa mascota tiene muchas similitudes con la crianza de un perro, ya que disfruta de comer y de salir a jugar. La diferencia principal es la necesidad de una cama grande y un montón de productos frescos para que disfrute de una completa y saludable alimentación.


Steve y Derek esperan enseñar al mundo sobre el amor y el cuidado adecuado a los animales:

Esther superó nuestras expectativas por su tamaño, pero funcionó. Las mascotas están siempre y no importa lo que haya sucedido porque nos vamos a asegurar de que Esther tenga la vida que se merece. La amamos, no importa lo grande que esté, y por desgracia, muchas personas ven a las mascotas como desechos.


El cuidado de un animal tan grande puede ser un gran trabajo, pero Steve y Derek no pueden estar más contentos con la elección que han tomado.