Crean el primer bosque flotante en el puerto de Rotterdam

El proyecto que fue creado por un escultor, tendrá veinte olmos que flotarán en las aguas del puerto de Holanda

La idea de imaginar un bosque en medio del mar puede sonar parte de un libro de ciencia ficción, pero un escultor lo hizo posible con bastante ingenio.

Se trata de “Dobberend Bos” o “bosque flotando” en holandés, un proyecto que consta de veinte árboles que se mecen en sus aguas, desafiando al viento y a las inclemencias del tiempo.


Esta idea fue creada por el escultor Jorge Bakker, que en 2011 creó “En búsqueda del hábito”, una obra de arte que contenía varios árboles en miniatura que flotaban en un tanque de agua y buscaba que los habitantes de las ciudades reflexionaran sobre su relación con la naturaleza.

La iniciativa fue realizada en el puerto de Rotterdam, en Holanda, un país que tiene experiencia en controlar el océano, ya que gran parte de su territorio se encuentra bajo el nivel del mar. De hecho, es famoso su “Plan Delta”, una gigantesca obra de ingeniería levantada a base de diques y esclusas que protege al país de inundaciones en temporadas de tormentas.

El principal objetivo de este proyecto es generar conciencia ambiental y, a la vez, crear un solución que puede ser replicada en otros rincones del mundo, según detalla el medio Gizmodo.

El plan flotante

1293821811610854305983446626458642879343472n660x550.jpg

Facebook Jorge Bakker

El primer desafío que presentó esta iniciativa era encontrar un tipo de árbol que se adecuara a las condiciones que presentaba el mar, al clima y que no requiriera tantos cuidados. De esta manera, se optó por veinte olmos que dan vida a un proyecto que pretende durar cinco años.

Por otra parte, los pequeños árboles debían estar en una base que resistiera las condiciones climáticas y que fueran un elemento reutilizable. Es así como se optó por boyas que tienen un tanque con una capacidad de 600 litros, que serán llenados cada tres meses para dar a los árboles el agua dulce necesaria.

Jeroen Everaert, fundador de la compañía Mothership que apoyó este proyecto, indicó que se sienten muy orgullosos de ser parte del primer bosque flotante que se ha hecho en el mundo:

Uno está relacionada con el aumento del nivel del mar. ¿Qué vamos a hacer cuando éste suba? Pero también es una manera de recordar que cada nuevo árbol nos aporta oxígeno y reduce la cantidad de dióxido de carbono que emitimos a la atmósfera.

Te invitamos a revisar el minucioso y complejo proyecto que está realizando Holanda:

[vimeo]https://vimeo.com/159918159[/vimeo]