Caso Victorias: Contraloría llama a Municipalidad a estudiar la continuidad de la actividad

El dictamen ordena al municipio a fiscalizar los paseos en coche guiados por caballos, los cuales han estado en el foco de la discusión por las denuncias de maltrato.

En febrero pasado se publicó un reportaje donde se mostraba los crueles tratos que recibían los caballos en los carros victorias, un paseo considerado tradicional en la ciudad y que ha sido fuertemente criticado por agrupaciones animalistas.

Si bien hace bastante tiempo se ha cuestionado este tipo de utilización de animales, el reportaje permitió recolectar evidencia clara y contundente sobre las precarias condiciones de los equinos, como por ejemplo, jornadas laborales de 16 horas, deshidratación, latigazos propinados por los cocheros y heridas diversas producto de los golpes y la actividad.

caballovic3b1a660x550.jpg

cochesvictoria.blogspot.cl

Debido a la publicación de este trabajo periodístico y a otras denuncias realizadas por los ciudadanos, las autoridades tanto municipales y las organizaciones animalistas como “Una victoria para Viña” se han reunido en varias ocasiones para enfrentar esta situación, aunque sin llegar a una solución.

Paralelamente, la Contraloría Regional de Valparaíso investigó el caso a partir de las denuncias de la organización y ayer se entregó un dictamen inédito, en el cual llama a la Municipalidad a “estudiar la pertinencia de mantener la cuestionada actividad”, además de disponer “la instrucción de un procedimiento disciplinario”.

De esta manera, el documento concluye sobre las falencias en la fiscalización, por lo que incluso pide revisar la continuidad de lo que para muchos es una actividad típica de la ciudad:

Este es el resumen del dictamen entregado ayer:

Valparaíso, martes 5 de Abril de 2016.- Pues bien, del análisis de las distintas cuestiones denunciadas en esta oportunidad, se ha advertido una serie de situaciones que pugnan con la ordenanza que la Municipalidad de Viña del Mar ha sancionado para regular la materia, de modo tal que, en lo sucesivo, dicha entidad edilicia deberá adoptar las medidas necesarias para la debida observancia de ese cuerpo normativo, desarrollando para ello las actividades de fiscalización que correspondan, y las denuncias a los entes administrativos y jurisdiccionales a que haya lugar.

Así mismo, la municipalidad deberá estudiar la pertinencia de mantener la cuestionada actividad, atendidas las condiciones en que ella se presta y la escasa fiscalización que lleva a cabo sobre la misma.

Sin perjuicio de lo anterior, esta Contraloría Regional dispondrá la instrucción de un procedimiento disciplinario en la municipalidad de Viña del Mar, destinado a pesquisar la existencia de conductas que hayan supuesto una transgresión al deber de fiscalización del cumplimiento de la ordenanza en examen, respecto de los puntos considerados en este oficio y los demás que sean procedentes, determinando las responsabilidades administrativas que de ello puedan desprenderse.

En razón de esto último, la Municipalidad de Viña del Mar deberá suspender la tramitación del procedimiento disciplinario que al efecto ha iniciado, según lo que expone en su informe, remitiendo dicho expediente a esta Contraloría Regional, la que continuará con su sustanciación, dentro del plazo de diez días hábiles, contado desde la recepción del presente oficio.

Transcríbase a los recurrentes y a la Unidad de Seguimiento de la Contraloría Regional de Valparaíso.

Saluda atentamente a Ud.,

Víctor Hugo Merino Rojas

Contralor Regional Valparaíso

Contraloría General de la República