Empresa reduce puestos de trabajo debido a la mortandad de salmones

La empresa AquaChile indicó en un comunicado que esperan superar la emergencia durante los próximos tres o cuatro meses.

La mortandad de salmones que se está produciendo en el sur de Chile, no sólo está afectando a los millones de salmones que continúan muriendo debido a la proliferación de las microalgas chatonellaleptocylindrus danicus, sino también la comunidad que vive de esta actividad.

Producto de esta crítica situación, la empresa chilena que también opera en Costa Rica y Estados Unidos, AquaChile, ha anunciado que reducirá 186 puestos de trabajo con contrato indefinido.

salmon660x550.jpg

FRANCISCO NEGRONI / AFP/ Getty Images)

Torben Petersen, gerente general de la firma, indicó en un comunicado que se están haciendo todos los esfuerzos posibles para detener esta emergencia:

Como compañía estamos haciendo un gran esfuerzo tras la emergencia que hemos vivido producto del bloom de algas, y fiel a nuestro compromiso con el sur de Chile, mantendremos en funcionamiento nuestras plantas de proceso de Cardonal, Calbuco, Antarfood y Cailín.

De acuerdo a lo que informa Emol, en total fueron 293 personas con contrato indefinido las que fueron desvinculadas de la compañía, sin embargo, se recontrataron 107 personas quienes resultaron con una evaluación positiva, mientras que 44 trabajadores pidieron voluntariamente su finiquito.

Si bien se trata de una medida que se originó producto de esta emergencia, la empresa espera mantener los puestos de trabajo para retomar el proceso de producción de los salmones:

En la medida de sus capacidades, AquaChile, está haciendo todos los esfuerzos necesarios para mantener las fuentes de trabajo y está abocada en mantener el suministro de salmón para las plantas de proceso y retomar su producción. La estabilidad de los puestos de trabajo y la recontratación de trabajadores dependerá de distintas variables y podrían haber ajustes dependiendo de la disponibilidad de materia prima durante los próximos 3 o 4 meses.

Paralelamente, universidades locales y organismos no gubernamentales siguen observando el fenómeno que, al corto plazo, no parece tener una fecha de retirada.

Las zonas más afectadas de Chile son las regiones de Aysén y Los Lagos, donde, según el director del Sernapesca, Germán Iglesias, el panorama “está complicado”.