Leonardo DiCaprio llama a salvar el Parque Leuser en Indonesia

El actor viajó junto a Adrien Brody para reunirse con los encargados de la conservación de este parque.

El ganador del Oscar no se detiene en trabajar en su propósito más importante: cuidar el medioambiente.

Es por esto que DiCaprio viajó a Indonesia junto al también actor Adrien Brody, para visitar un centro de conservación de animales de Leuser,  en donde ha hecho un llamado de alerta para proteger este ecosistema.

El actor tuvo la oportunidad de compartir con los habitantes y conocer la realidad del lugar que se encuentra amenazado por la destrucción que causan las plantaciones de palma de aceite, explotaciones mineras, construcción de carreteras y otros proyectos que no consideran el impacto ecológico que generan.

De esta manera, DiCaprio compartió esta experiencia a través de su cuenta de Instagram donde además informa sobre la actual situación de este lugar que cuenta con una extensión de 6.5 millones de hectáreas, alberga más de 700 especies de animales y 4.500 tipos de plantas, entre los cuales se cuenta una cantidad de entre 45 mil  y 65 mil orangutanes:

La fundación Leonardo DiCaprio se encuentra apoyando a los socios locales para lograr establecer una reserva natural en el ecosistema de Leuser, el último lugar en la Tierra donde orangutanes, tigres, rinocerontes y elefantes cohabitan en libertad.

El objetivo del santuario es aumentar la protección de esta zona. Sin embargo, el proyecto se encuentra en un estado inicial, según indica el defensor ambientalista indonesio Farwiza Fahan, quien se reunió con el actor durante su visita.

Aceite de Palma

aceitedepalma660x550.jpg

(cc) a_rabin / Flickr

Además de los orangutanes, el lugar es un refugio para elefantes, rinocerontes y tigres. Sin embargo, en los últimos años ha debido enfrentar varios problemas a causa de la explotación del aceite de palma.

Pero ¿Qués es el aceite de palma? Este se deriva del fruto del árbol de palma de aceite africano. Aunque es nativo de África occidental, se cultiva en los climas tropicales del resto de África, el norte y el sur de América y Asia, principalmente en Indonesia y Malasia de donde sale el 85% del total de este compuesto.

Este producto que se utiliza en alimentos procesados, productos cosméticos y de limpieza, ha sido la principal causa de la destrucción del hábitat de estos lugares, en el cual su consumo entre 1997 y 2001 creció un 34 por ciento y la exportación global aumentó al 43 por ciento.

Por esta razón, las autoridades de Indonesia se han organizado para salvar este hábitat y también a sus especies.