Jugar a arrojarle el palo a tu perro podría ser “potencialmente mortal”

Los palos pueden rasgar o perforar tejidos suaves a los animales.

Tirarle el palo a tu perrito y que te lo traiga puede ser una de las gracias más divertidas que tiene. Aparte de lo tierno que se ven nuestros canes, puede servir como ejercicio para ellos. Pero, ¿es un juego realmente inofensivo? El presidente de la Asociación Británica Veterinaria, Sean Wensley, advirtió que este pasatiempo puede ser “potencialmente mortal”. El palo en cuestión puede causar una grave perforación a algunos órganos vitales del perro o, en el mejor de los casos, astillas pueden quedar en las encías y causarle dolorosos abscesos.

goldenretrieverjuegapalo660x550.jpg

esmitv.com

Cameron Muir, médico veterinario, dice tratar más de 3 mil perros al año y que durante ese período atiende a cerca de 20 que tuvieron problemas relacionados con el juego. “Lanzar palos es arriesgado. Tenemos que anestesiar a los perros para sacarle las ramas, e incluso traerlos de vuelta para volverlos a operar”, señaló. La Organización Veterinaria Benéfica Británica -PDSA por sus siglas en inglés- indicó que todas las semanas reciben canes con este tipo de lesiones y se está volviendo más recurrente.

Las zonas más afectadas por el daño del palo son la boca, el pecho y el abdomen. Los perros más propensos a sufrir estos accidentes son los que pueden alcanzar altas velocidades, como los labradores, galgos o los collies de la frontera, por ejemplo. ¿Cuál es la solución? Reemplazar el palo por juguetes blandos, pelotas de goma o huesos de juguete. Así te ahorrarás el susto y un mal momento a tu mascota.

visitasalveterinario660x550.jpg

mundoperros.es

vía El Comercio