Este es el misterioso caso del “gato momia” encontrado en una iglesia

El felino fue encontrado en el entretecho del Palacio Arzobispal de Santiago en perfectas condiciones. Una universidad está analizando los restos del animal para establecer la data de muerte, edad del animal y causa probable del deceso.

En todo un acontecimiento se ha transformado el “gato momia”, encontrado en diciembre pasado durante la restauración del Palacio Arzobispal de Santiago, ubicado a un costado de la Plaza de Armas de Santiago.

Lo que más sorprende es que no hay datos ni información sobre este acontecimiento que sorprendió a la empresa a cargo de la restauración y quienes hicieron el hallazgo. Tampoco hay información si existen más especies momificadas en dicho edificio que data del año 1852.

Según los primeros antecedentes, el felino que fue encontrado en el entretecho del Palacio Arzobispal, no presenta traumas y se cree que podría tratarse de un adulto joven, por las características de sus dientes y garras.

img6064744x465660x550.jpg

© Universidad Santo Tomás

Además, está perfectamente conservado pero aún no se puede definir si se realizó un proceso de momificación– y las razones para hacer este procedimiento en un lugar de devoción católica- o si sólo se trató de una muerte natural, en donde la momificación se produjo dadas las condiciones del antíquisimo lugar.

La Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás investigará al felino, será la institución encargada de dar respuesta a todas las interrogantes que se han generado tras el histórico hallazgo.

Óscar López, director de la Escuela, explica que los exámenes para determinar las características del animal son bastante complejos, ya que con los estudios anatomopatológicos y radiológicos se busca establecer la data aproximada de muerte, edad del animal y causa probable del deceso, entre otros resultados que serán dados a conocer a la comunidad, según informa UST.

El animal momificado hoy se encuentra aislado del ambiente para mantenerlo en óptimas condiciones de conservación y se estima que la evaluación será publicada durante el mes de abril.