Los roedores también sienten empatía como los humanos

Estos animales consuelan a sus pares ante situaciones de sufrimiento, gracias a la función de la hormona oxitocina.

Se cree que ciertos comportamientos solo pueden ser experimentados por quienes poseen capacidades cerebrales avanzadas. Lo que marca una clara diferencia entre los animales y los humanos.

Sin embargo, se ha descubierto poco a poco que los animales también poseen la capacidad de responder a las emociones de otros. Es decir, sentir empatía y brindar consuelo.

Aunque ya se ha observado que dicho comportamiento es practicado por los chimpancés, orangutanes, perros y cuervos, se descubrió recientemente que los roedores como los topillos de pradera también lo hacen.

Así lo determinó un estudio del Centro Nacional de Investigación de Primates Yerkes de la Universidad Emory publicado en Science. El procedimiento consistió en poner a prueba la empatía de estos roedores. Para eso, separaron a los que eran familia o conocidos.

Mientras ocurría eso, a uno de ellos se le aplicó una sacudida eléctrica y cuando los volvieron a juntar, los demás se acercaban a lamerlo como para confortarlo por el sufrimiento. En cambio, esto no sucedió con los que fueron separados y vueltos a reunir sin corriente eléctrica de por medio.

animalitos.jpg

© themalaymailonline.com

Los científicos también identificaron la oxitocina, la llamada hormona del amor que se relaciona con los vínculos entre madres e hijos o parejas. Esta es clave para impulsar la empatía y el consuelo.

La función de la hormona se confirmó en los topillos al bloquear el neurotransmisor sobre el que actúa, lo que causaba que los animales dejaran de consolarse entre sí.

También midieron los niveles de la hormona corticosterona en los parientes y amigos de los roedores sometidos a prueba. Descubrieron que el estrés aumentaba a imitación de los que estaban sufriendo.

El estudio además puede servir para comprender por qué algunos humanos tienen dificultades para responder a las emociones de otros y ayuda a encontrar tratamientos para enfermedades como la esquizofrenia o el autismo.