Ciudades amigables: “Lo importante en los espacios públicos es el diseño, no el tamaño”

Grandes ciudades como Nueva York y Copenhague ya comenzaron a modificar sus planos urbanos en favor de los peatones.

Cada día vemos como en nuestro país van desapareciendo plazas públicas y lugares de encuentro de los ciudadanos, en favor de nuevos caminos y carreteras que mejoran las condiciones viales de los vehículos. Sin embargo, las ciudades vanguardistas en desarrollo urbano van en la dirección contraria. A eso apunta la conferencia “Ciudades Amigables. ¿Son solo tecnologías?“, dictada en el Ex Congreso Nacional, en el marco del V Congreso del Futuro. Su presentador fue Jeff Risom, arquitecto, MSc en Diseño de Ciudades y Ciencias Sociales del London School of Economics.

jeff660x550.jpg

Flickr

El arquitecto estadounidense, hoy radicado en Dinamarca, explicó que la modificación de los espacios urbanos en algunos experimentos que ha realizado con su equipo han sido exitosamente recibidos por la población.

“Lo primero es la observación de los patrones conductuales y de movimiento en la ciudad. Esta es una herramienta muy valiosa si se encuentra bien documentada“, sostuvo.

Uno de los primeros proyectos que analizó fue la paulatina transformación de  Copenhague, capital de Dinamarca. Las autoridades en dicha ciudad comprendieron, durante cinco décadas, la desproporción del espacio destinado a autos y peatones. Por lo mismo fueron cambiando la estructura, medida que hace a la ciudad escandinava la pionera en ciudades bien diseñadas.

copenhage660x550.jpg

Ecoesmas

Así fue como su equipo fue llamado desde la misma ciudad de Nueva York, en un proyecto que inicialmente parecía descabellado. Luego de un exhaustivo estudio, que implicó semanas de observación de patrones, las conclusiones fueron modificar el mismísimo Times Square y convertirlo en avenida peatonal, al menos por un día experimental. Al principio tuvo mucha resistencia el proyecto,sin embargo, se llevó a cabo como una prueba. El resultado fue increíble.

ANTES

timessquare5660x550.jpg

 

DESPUÉS

timessquarepederastians660x550.jpg

El espacio público se trata que sea un neutralizador, donde toda persona de las más diversas clases sociales, etarias, puedan convivir en armonía”, sostuvo Risom.

Sobre el tema de la seguridad en las ciudades, explicó: “El aprovechamiento de los espacios públicos no trata del tamaño de estos, sino del diseño y los programas que se insertan en ellos; el uso que se le dé”. Tenemos el concepto que la seguridad implica rejas, leyes o cámaras de seguridad. Que sí, son necesarias, pero justamente los lugares donde más nos sentimos seguros es donde hay más gente“, agregó.

Eso sí, advierte, son procesos largos, de décadas a veces, para modificar grandes urbes. En Copenhague, por ejemplo, fueron 50 años sostenidos de buenas políticas urbanas, independiente del color político de turno al mando. No obstante, en Nueva York el proceso fue de siete años -pero es Nueva York-.

Este tipo de proyectos los ha replicado en otras ciudades como Denver, Colorado (USA), Mar del Plata (Argentina), entre otras.