Virus Zika, la epidemia que se transmite a través del mismo mosquito del dengue

Está directamente relacionado a casos de microcefelia, por ende, las autoridades sanitarias han llamado a las embarazadas a no viajar a los países donde ha sido detectado el virus.

En 1947 en Uganda se detectó por primera vez el virus Zika, similar al del dengue y de la fiebre amarilla. De ahí hasta 2007 las investigaciones frente a este virus eran menores, sin existir un mayor conocimiento hasta su brote en la isla de Yap y las islas cercanas a los Estados Federados de Macronesia. En el brote de 2007, 8.187 personas fueron afectadas. Posteriormente, en 2013 y 2014, un nuevo brote llegó a la Polinesia Francesa, afectando a 8.264 personas.

Este virus que al igual que el denge es transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Además, puede ser transmitido a través de relaciones sexuales, de la madre al feto o en la sangre. Aunque se ha comprobado que no se transmite en la lactancia.

Actualmente, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos llamó a las mujeres embarazadas a no viajar a 14 países de Latinoamérica: Entre ellos, Brasil, Chile (Rapa Nui), Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Puerto Rico, Surinam y Venezuela. Esto, porque tiene una relación directa con microcefalia, luego que un estudio detectara la presencia del virus en bebés con esta enfermedad. Aunque aún no existe evidencia sobre cómo actúa el virus en el organismo.

En Brasil 46 bebés muertos por microcefalia, llevaban el virus, reforzando la teoría de una correlación entre ambas enfermedades.

La semana pasada, Estados Unidos registró el primer caso de microcefalia relacionada con el virus zika en Hawai. Según informó el periódico The New York Times, la madre del bebé se habría infectado cuando viajó a Brasil, en mayo del año pasado.

Para tomar precauciones, el Ministerio de Salud de Brasil llamó a las mujeres embarazadas a protegerse del mosquito, evitando lugares y horarios en los que aparece. Asimismo, llamó a vestir ropa que proteja la mayor parte del cuerpo y a usar repelentes.

Según consigna El País, la gran parte de los afectados no desarrolla señales clínicas, pero en algunos casos se puede presenciar manchas rojas en la piel, fiebre intermitente, manchas en los ojos y dolores musculares. Todos estos síntomas desaparecen de forma espontánea al cabo de siete días, aunque los dolores pueden permanecer por al menos un mes.

Para estos casos no existe ningún tratamiento, aunque se pueden atenuar los síntomas con paracetamol y dipirona.