¿Cómo eran las jirafas hace un millón de años?

Patas y cuello más corto, además de extraños cuernos aplanados en la cabeza fueron parte de un viejo antepasado de la jirafa.

En 1830 un equipo de paleontólogos halló fósiles que creían que podrían ser de renos, aunque su tamaño eran similares al de un elefante. Pasó más de un siglo para que los investigadores del Royal Veterinary College de Hertfordshire, Universidad de Liverpool, lograran reconstruir el esqueleto de este ejemplar llamado Sivatherium.

A través de la reconstrucción 3D, Christopher Basu, encargado del proyecto, pudo relacionar este extraño mamífero a la familia de las jirafas. “Hemos reconstruido el esqueleto usando 26 huesos fósiles del Sivatherium, lo que nos permitió recomponer la cabeza, cuello y patas”, señala el especialista, explicando que le faltaron “las costillas, la espalda y la cadera”, consigna El Comercio.

baseimage660x550.jpg

(C) Biology Letters.

Según las conclusiones publicadas en la revista Biology Letters de la Royal Society, es posible que el Sivatherium “haya sido mamífero rumiante más grande de todos los tiempos”. El animal tenía una altura de 1,8 metros al nivel de los hombros y posiblemente los machos eran aún más grandes, explica Basu.

El Sivatherium además incluía dos enormes cuernos de cerca de 70 cm de largo, parecido a los renos. Además de dos más puntiagudos y pequeños al nivel de los ojos. “Fue probablemente un animal impresionante”, comenta el investigador detrás de los pasos del ancestro de la jirafa.