Senegal prohíbe el uso de las bolsas de plástico

La nueva ley contempla una alta multa que busca poner fin a su contaminación y proteger el medio ambiente.

Las bolsas de plástico son comunes de usar, debido a que se han distribuido gratuitamente en el mercado. Lo que ha llevado a que su masificación en el planeta contamine ecosistemas naturales como los océanos y provoque la muerte de diversos animales.

Como están fabricadas de sustancias derivadas del petróleo, tardan en promedio más de medio siglo en degradarse. Así mismo, no existe una cultura de reciclaje que disminuya su impacto en el medio ambiente.

A raíz de tomar conciencia frente al tema, Senegal le dio punto final al uso de bolsas de plástico desechables al entrar en vigor una ley adoptada por el Parlamento en abril pasado. Desde ahora quedan prohibidas con el fin de proteger el medio ambiente y la fauna del país.

Dicha ley estipula la prohibición de la producción, importación, venta y distribución de las bolsas en todo el territorio senegalés, debido a que su extendido uso se convirtió en un gran problema.

La multa en caso de incumplimiento puede ascender hasta 33.000 dólares y una pena de seis meses de prisión. Pues, las cifras del Ministerio de Medio Ambiente registran la circulación diaria de cinco millones de bolsas de plástico en Senegal, que contaminan el suelo, provocan la muerte de animales que las ingieren, y hasta ponen en peligro la salud de los humanos.

El país africano se suma a la prohibición de otros de la zona como Malí, Mauritania, Togo, Costa de Marfil, Burkina Faso, Guinea Bissau y Níger.