El irlandés que cautiva las redes sociales con sus divertidas “selfies animales”

El irlandés Allan Dixon de 29 años, ha viajado por varios países del mundo, en donde ha aprovechado de sacarse divertidas “selfies” con numerosos animales.

Las famosas selfies ya son parte del lenguaje cotidiano de los asiduos a las redes sociales. Muchos incluso arriesgan sus vidas con tal de sacar la mejores instantáneas, mientras otro sólo disfrutan el momento para capturar aquella foto que recordarán por siempre algún pasaje de su vida.

Este es el caso de Allan Dixon, un irlandés de 29 años que ha dedicado os últimos años a viajar por diferentes lugares del mundo que han sido registrados a través de peculiares y originales fotografías.

Según informa el medio Daily Mail, el irlandés tiene una gran capacidad para relacionarse con los animales, una  habilidad que le ha servido para conseguir curiosas y divertidas selfies junto a variadas especies que ha encontrado en sus viajes por el mundo.

¿Cómo puede lograr estas fotos con tanta perfección? El aventurero señaló que la clave es asegurarse de que los animales se sientan cómodos con su presencia, y que se debe ser muy pacientes para esperar el momento preciso para disparar el botón de la cámara.

El nuevo “Dr. Doolittle” como lo llamó el medio inglés, indicó que una vez que el animal se sienta en confianza, se deben realizar las tomas sin hacer movimientos bruscos, además de quitar el flash y sonidos de la cámara ya que podrían asustarlos, lo que causaría alguna mordedura u otro ataque del animal a Dixon producto del miedo.

Según señaló Allan, sus animales favoritos son los quokka, unos pequeños canguros del tamaño de un gato doméstico

Son extremadamente curiosos, tienen una expresión alegre y son muy amistosos.

Dixon comenzó su afición por la selfies en el año 2010, cuando se tomó una fotografía con su perro. Pero su primera foto con un animal salvaje lo realizó en el 2013, cuando capturó la imagen de un camello bebé.

funnyanimalselfiesallandixon261660x550.jpg

© Allan Dixon

Desde entonces Allan, quien trabaja en la industria del turismo, ha pasado a tener más de 40 selfies de diversos animales. A pesar de la gran variedad de imágenes, el viajero es crítico e insiste en que algunas tomas son muy “normales”.

Hay algo mágico respecto a los animales que no puedes definir. No nos pueden hablar, aunque aceptamos su presencia. Nos entregan mucha alegría y alivian el estrés, sin embargo hay quienes se distancian ellos mismos de la naturaleza.

Por ahora, el irlandés se encuentra en Australia, en donde de seguro se sacará más selfies con su animal preferido, los quokka y otros tipo de canguros.