La aprobación del acuerdo de la COP21 se aplaza un día de la fecha prevista

La presentación del documento se retrasó por discrepancias que han impedido firmar un acuerdo vinculante.

La Cumbre del Clima de París termina este 11 de diciembre, sin embargo, concluirá un día después de lo previsto por una prórroga que intenta llegar a un acuerdo, debido a discrepancias existentes. Así lo anunció el presidente de la COP21 y ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent  Fabius.

Por lo tanto, la presentación de la versión final del documento que busca un acuerdo quedará aplazada para dicho día. La idea es que los participantes analicen el último borrador con el fin de aportar soluciones y negociar diversos cambios.

Respecto al borrador, este texto de 27 páginas contiene 48 puntos de discrepancias frente a los 365 de la versión anterior. Por lo que el pacto está más cerca que lo sucedido en otras conferencias.

No obstante, hay algunos obstáculos que tienen que ver con la financiación y con la diferenciación entre los países desarrollados y en desarrollo respecto a la responsabilidad histórica del cambio climático.

En cuanto a la obligatoriedad de los países desarrollados de traspasar 100 mil millones de dólares anuales a partir de 2020 hacia los en desarrollo para políticas ambientales, se suma la opción de que países emergentes aporten voluntariamente.

También proponen que el acuerdo debe basarse en responsabilidades comunes, pero diferenciadas entre los países desarrollados y en desarrollo para combatir el cambio climático, considerando las necesidades de las naciones más vulnerables y con menos responsabilidad en el problema.

A su vez los países industrializados presionan a China y a India a también hacerse cargo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, pues son los grandes contaminadores del presente siglo.

Además, se eliminaron los recortes concretos de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero que se fijaron entre el 40% y el 95% en 2050. En cambio, se apuesta por la neutralidad de las emisiones en la segunda mitad del siglo.

Por último, si el principal objetivo es mantener por debajo de los 2°C la temperatura global, ahora proponen rebajar esa meta hasta 1,5°C respecto a los niveles preindustriales.