Descubren fósiles de especie extinta de tortuga con “nariz de cerdo”

La tortuga extinta medía unos 70 centímetros desde la cabeza hasta la cola y vivió junto a los tiranosaurios, anquilosaurios y los dinosaurios con “pico de pato” como el Gryposaurus y Parasaurolophus.

Una nueva especie extinta de tortuga con nariz de cerdo, única en su género y que vivió hace 76 millones de años, ha sido descubierta por científicos del Museo de Historia Natural de Utah. Se trata de uno de los esqueletos más completos de una tortuga desde la era de los dinosaurios.

Joshua Lively, científico que estudió el fósil como parte de su tesis de maestría en la Universidad de Utah, indicó al Journal of Vertebrate Paleontology que es una de las tortugas más extrañas que jamás haya existido.

La “Tortuga Tocino de Oro” o Arvinachelys Goldeni, recibe su nombre debido a su hocico que tiene dos amplias aberturas nasales óseas, un aspecto muy diferente a cualquier tortuga que se ha encontrado. El resto de las tortugas tienen un solo orificio nasal externa en sus cráneos.

image33602earvinachelysgoldeni660x550.jpg

cdn4.sci-news.com

Según informa CNN, el descubrimiento es importante porque la mayoría de los restos fósiles de las especies de tortugas antiguas consisten en un cráneo o el caparazón, pero rara vez los dos juntos.

Randall Irmis, curador de paleontología del Museo de Historia Natural de Utah y profesor asociado de la Universidad de ese estado, indicó que la nueva muestra incluye no sólo el cráneo y el caparazón, sino también una extremidad anterior casi completo, miembros posteriores parciales y las vértebras del cuello y cola del Arvinachelys goldeni:

Con sólo cráneos o caparazones aislados, no somos capaces de entender completamente cómo las diferentes especies de tortugas fósiles están relacionados y qué roles jugaron en sus ecosistemas.

universidaduthtortuganariz660x550.jpg

unews.utah.edu

La tortuga extinta medía unos 70 centímetros desde la cabeza hasta la cola. Su caparazón aerodinámico se adaptaba a la vida en un medio ambiente fluvial. Cuando estaba viva, hace 76 millones de años durante el Período Cretácico, el sur de Utah era húmedo, cálido, y el paisaje estaba dominado por ríos, pantanos y llanuras de inundación de las tierras bajas.

Esta especie vivió junto a los tiranosaurios, anquilosaurios blindados, los dinosaurios con pico de pato gigantes como Gryposaurus y Parasaurolophus y otros dinosaurios que dejaron abundantes restos fósiles en la formación del Cretácico Superior.

El descubrimiento fue realizado en 2014, pero los científicos han hecho un arduo trabajo, ya que realizaron diversas maquetas y reproducciones en 3D para estudiar a la nueva especie:

Los voluntarios están involucrados en todos los aspectos de lo que hacemos, desde el trabajo de campo y la excavación de especímenes para su preparación. Los voluntarios proporcionaron 14.500 horas de trabajo. No podríamos hacer lo que hacemos sin ellos. Realmente consideramos que son miembros claves del equipo.

[vimeo]https://vimeo.com/143038635[/vimeo]