México reforzará la protección a la tortuga golfina

Cada año la tortuga golfina llega a las playas de Oaxaca y Michoacán para depositar sus huevos y enfrentarse a los saqueadores de nidos, acción que el gobierno federal pretende evitar.

Oaxaca y Michoacán tienen playas que la tortuga golfina ha elegido como sitios de anidación. Por esta razón el gobierno de México intensificará los operativos de vigilancia en las costas de ambos estados durante toda la temporada de arribazón de esta especie.

La tortuga golfina se encuentra en peligro de extinción y por eso su conservación es indispensable. Las jornadas de vigilancia incluirán el uso de drones y presencia de elementos de la Policía Federal y la Marina Armada de México.

En el último año han llegado cerca de 1 millón 600 mil tortugas golfinas a las playas de Escobilla y Morro Ayuta en Oaxaca. El arribo de las tortugas es posible también por los recorridos de vigilancia que Profepa realiza, que en 2014 sumaron 900 y este año van 255.

Que las tortugas lleguen a nuestras playas es un privilegio que no tiene cualquier país y la intención de México es que las actividades de conservación sean cada vez más medidas preventivas que un intento desesperado por recuperar la especie.

Evitar el saqueo de los nidos es primordial en los esfuerzos que se realizan para proteger a la tortuga golfina. Llegar a los lugares y personas que comercializan de manera ilegal sus huevos es importante para acabar con el problema al que se enfrentan cada año las autoridades.

Por lo pronto las actividades están en curso y se espera que lleguen cerca de 60 mil tortugas en esta perimera fase de arribazón. El Programa de Empleo Temporal ha destinado presupuesto para la vigilancia por parte del los 9 comités de Participación Comunitaria en Oaxaca.