Video muestra el daño que ocasiona una pajilla de plástico a criaturas marinas

Esta tortuga fue asistida por Chris Figgener — estudiante de doctorado en Biología Marina por la Universidad de Texas A&M — ¿Cuántas más han de sufrir lo mismo, sin tener nadie que les ayude?

En redes sociales está circulando un video que ha causado impacto y, seguramente, abrirá los ojos de miles de personas acerca de un tema: cómo afectan los residuos plásticos a las criaturas marinas.

El equipo de investigación, donde colaboraba la estudiante Christine Figgener y el Dr. Nathan J. Robinson, encontraron una tortuga olivácea o golfina durante viaje a Costa Rica. Para su sorpresa, el quelonioideo macho adulto tenía una obstrucción en su fosa nasal izquierda. En un inicio el equipo pensó que se trataba de un parásito, sin embargo se llevaron una sorpresa.

Después de varios minutos intentando retirar el objeto, al cortar una parte del mismo, se dieron cuenta que se trataba de una pajilla de plástico — como las que usamos para tomar nuestras bebidas, ese accesorio que vemos como una supuesta necesidad.

Como se puede observar en el video, el procedimiento resultó algo complicado. Se puede notar el dolor y la desesperación del animal, mientras el equipo trata de liberar la vía respiratoria.

De acuerdo con los expertos,

Es muy probable que la tortuga haya comido y regurgitado la pajilla, terminando en la vía equivocada. La cavidad nasal de las tortugas marinas está conectada directamente al paladar por un conducto nasofaríngeo largo.

Después de retirar el objeto, se desinfectó el área y el sangrado se detuvo. La tortuga estuvo unas horas en observación, para asegurarse que pudiera respirar bien, y fue devuelta al mar.

Este es tan sólo un ejemplo del impacto de los residuos plásticos en la vida marina. En junio del año pasado comentamos un estudio el cual indica que la basura oceánica podría matar más animales que los efectos del cambio climático. De igual forma sabemos que la fauna marina sufre por la contaminación.

Es hora de reforzar nuestro compromiso con los océanos. Seamos conscientes que, aunque no vivamos cerca de los mares, todos estamos conectados. Los efectos de nuestros hábitos de consumo y desechos llegan más allá de lo que pensamos. Aquí la muestra.


Tras la viralización del video, muchas personas pidieron apoyar a Christine en su proyecto de investigación y, por ello, lanzó una campaña en gofundme.