La limpieza de Fukushima seguirá durante 40 años más

Se retiraron 20 toneladas de escombros de la planta con éxito, además de las tareas de limpieza, debe evitarse al máximo la dispersión de materiales radiactivos.

La ciudad de Fukushima vivió en 2011 el peor desastre nuclear de la historia después de Chernóbil. A 4 años de lo ocurrido, los esfuerzos de limpieza continúan y es posible que se extiendan durante 40 años más debido a lo accidentada que se encuentra y a la cantidad de reactivos que hay en ella.

Se han retirado ya cerca de 20 toneladas de escombros que bloqueaban la entrada a la piscina de combustible del reactor 3 de la planta. Tokio Electric Power asegura que la remoción de los restos se llevó a cabo sin contratiempos y evitando que el material tuviera contacto con la piscina de refrigeración.

El riesgo en la limpieza de la planta es muy grande, debe hacerse con el mayor cuidado evitando que los materiales radiactivos se dispersen. Si tomamos en cuenta que la piscina de combustible del reactor 3 tiene en su interior 566 barras de dióxido de uranio además de una mezcla de plutonio que es mucho más contaminante que el mismo uranio, esta tarea es más una labor titánica.

Los accidentes nucleares siempre tienen efectos a largo plazo y en todo el mundo. Lo ocurrido en Chernóbil sigue afectando tanto a la gente del lugar como animales en otras partes del mundo. Aunque la energía nuclear sea eficiente, debemos seguir buscando alternativas más ecológicas y con menos riego.

Desmantelar y limpiar toda la planta llevará mucho tiempo, pero eliminar de la tierra toda la radiación que pueda emanar de ella tomará mucho más. No hacen falta más desastres para darnos cuenta de que las energías renovables crearán un mejor lugar para vivir.