África ha perdido la mitad de sus leones pero no es debido a la caza

La pérdida del hábitat, los conflictos entre el hombre y la vida silvestre así como enfermedades en los animales son la causas principales por las que ha disminuido la población de leones en África.

En 20 años, África ha perdido cerca de la mitad de su población de leones pero por más que culpemos a la cacería, esta no es la razón principal de su situación. El asesinato de Cecil en Zimbabwe puso en la mira el grave problema que enfrentan los leones, sin embargo su conservación depende de mucho más que acabar con la caza de trofeos.

Los leones en África han disminuido por la misma razón que muchas especies alrededor del mundo: la fragmentación de su hábitat, los conflictos entre humanos y la vida silvestre y enfermedades. Cecil era un león excepcional y la causa de su muerte es un hecho que ha indignado a muchas personas pero hay que ver cuál es el verdadero problema.

Prohibir la cacería recreativa significaría cortar ingresos en África por más de $201 millones de dólares que se derivan de ella. Algunos conservacionistas reconocen que la caza contribuye a la protección de la tierra en lugares donde el ecoturismo no es viable. En lugares como Kenia, Tanzania y Zambia, la prohibición de la caza se ha asociado a una pérdida de vida silvestre en vez de su conservación.

El problema de la caza es que se llevan a los mejores ejemplares, poniendo en riesgo la evolución de la especie y en cierta medida, provocar su extinción. Cecil era un león excepcional porque era un muy grande y si seguía al frente de su manada, estudios de la Universidad de Oxford revelan que fue debido a que muchos leones jóvenes que pudieron destituirlo fueron cazados.

No estoy a favor de la caza, ni siquiera cuando es regulada pero creo que para acabar con este problema debería tenerse reglas muy estrictas y poner mucho más atención en la conservación del hábitat de esta y otras especies que se encuentran en peligro.