Aparece nuevo brote de virus ISA en la región de Los Lagos

La detección temprana en uno de los centros de la empresa Marine Harvest Chile S.A. ha permitido al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) ha tomar todas las medidas necesarias para que el virus no se siga expandiendo.

En el año 2000 la industria salmonera al sur de Chile era sinónimo de exportaciones, inversión y progreso para toda la zona, en especial para Puerto Montt, que en ese momento fue la capital de esta industria.

El auge de esta área de producción llevó incluso a que la cadena de televisión pública TVN llegara a la isla grande de Chiloé para grabar La Fiera (1999), una telenovela enmarcada en la pujante industria salmonera.

No pasaron más de 10 años y el virus ISA (anemia infecciosa del salmón) se encargó de hundir la industria salmonera, literalmente, esto porque muchas empresas terminaron despidiendo a más del 80% de sus trabajadores (cerca de 26 mil cesantes en total), dejando a la deriva también sus centros de cultivo que terminaron por contaminar el lecho marino.

Sin duda, la crisis del salmón tuvo repercusiones en lo económico social y sanitario. De acuerdo a la revista sectorial Kawésqar, en 2007 “la producción se redujo a su mínima expresión, la caída fue estrepitosa”.

Posteriormente, tanto el Gobierno como las instituciones a cargo, revisaron las normativas, creando el Programa Sanitario Específico de ISA a cargo del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), con el fin de controlar la anemia infecciosa del salmón.

Recientemente las autoridades detectaron un nuevo caso de ISA en el centro Punta Lalin de la empresa Marine Harvest Chile S.A, donde se constató una mortalidad baja, gracias a la detección oportuna del virus.

“El centro Punta Lalin, que se encuentra ubicado en la ACS 9 B, en la Isla Meulin, región de Los Lagos. Será monitoreado permanentemente por el Servicio para evaluar su evolución, así como también los centros que se ubican en la zona aledaña. Asimismo, se fortalecerán todas las medidas de bioseguridad asociadas al proceso de cosecha del centro confirmado”, asegura José Miguel Burgos, director nacional de Sernapesca.

Aún así el Sernapesca insiste en concesionar las aguas de Caleta Tortel, uno de los pocos lugares en la Patagonia que todavía se encuentra libre de la anemia infecciosa que afecta al salmón, además de contar con fiordos con una biodiversidad única y muy frágil, albergando a más de 150 especies, según indica la ONG Oceana Chile.