Senadores chilenos discuten proyecto de ley que prohíbe botar relaves mineros al mar

Hay al menos 3 compañías mineras que quieren usar el mar como basurero, justificando el proyecto en pro de la economía nacional.

Hace dos meses la organización ambientalista Oceana impulsó un proyecto para prohibir la eliminación de relaves mineros al mar como respuesta a la intención de compañías como CodelcoAntofagasta Minerals y Anglo American que estudian la posibilidad de depositar sus desechos tóxicos al océano a través de un cañón submarino de uso compartido.

El proyecto fue presentado en el Senado por Antonio Horvath, Alejandro Guiller, Adriana Muñoz, Baldo Prokurica y Lily Pérez, además de ser apoyado por la Armada de Chile y representantes del mundo científico.

No se puede dejar a las empresas mineras que contaminen sin límites. El mar no puede ser su basurero, ya que eso afectaría principalmente al sector pesquero, la salud humana y a importantes ecosistemas marinos —aseguró el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

Además, explica que el país está realizando grandes esfuerzos para recuperar pesquerías explotadas como la merluza común, jurel, anchoveta y sardina. Por lo tanto el hecho de botar relaves al océano sería nefasto para este plan. Asimismo, el toxicólogo experto en contaminación ambiental, el Dr. Andrei Tchernitchin, también desaprobó la idea de verter los relaves a aguas marinas.

Desde el sector minero afirman que el país debe considerar la opción de lanzar relaves mineros al mar. Diego Hernández, vicepresidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) y presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals, plantea que las grandes reservas de cobre se encuentran entre las regiones de Coquimbo y El Maule, incluyendo la región Metropolitana, y que dada la escasez de espacio terrestre, la disposición de relaves en el mar puede ser necesaria. Siempre con el argumento que “la minería da cuantiosos recursos económicos a Chile”, por lo que no se le puede poner límites que impidan la explotación de estas reservas mineras.

Oceana puntualizó que los cañones submarinos, al igual que los montes submarinos que acaban de ser protegidos en Chile, han sido calificados por las Naciones Unidas como ecosistemas marinos vulnerables que deben ser protegidos.

Nos tomó años proteger ecosistemas como los montes y cañones submarinos de la pesca de arrastre y resulta que ahora el sector minero quiere arrojar toneladas de desechos sobre ellos. Realmente es un contrasentido y esperamos que el Congreso Nacional prohíba esta idea descabellada ~finalizó Alex Muñoz.