India quiere cerrar oficina de Greenpeace

Hasta ahora las autoridades locales han bloqueado las cuentas bancarias de la sede, dejándola sin fondos para funcionar.

Con más de 40 años en el país, Greenpeace pasa por su momento más álgido en la India. Por dos meses las autoridades a través del ministros del Interior, Rajnath Singh, han bloqueado las cuentas bancarias de forma temporal, evitando que la ONG pueda continuar con sus campañas claves para resolver problemáticas ambientales de uno de los países con mayor población en el mundo.

Las razones de este bloqueo sería debido a un “supuesto incumplimiento de la Ley sobre Financiación internacional”, asegura la institución, explicando que la denuncia fue anulada por el Tribunal Superior de Nueva Delhi. Asimismo, no habría justificación para el bloqueo a la cuenta que contiene las donaciones de cerca de 77.000 ciudadanos indios.

Hasta ahora los fondos alcanzarían para solventar los próximos 30 días de las operaciones de la organización en el país, lo que implica la pérdida de 340 empleados de la organización, indica Ecoticias.

“He dicho uno de los discursos más difíciles de mi vida, pero mi equipo merece saber la verdad. Nos queda un mes para salvar a Greenpeace India del cierre total y para luchar contra la decisión arbitraria del Ministro de bloquear nuestras cuentas bancarias”, aseguró el director ejecutivo de Greenpeace India, Samit Aich.

La organización ha creado una campaña a nivel internacional para recaudar firmas para pedirle al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon que apoye la libertad de expresión en la India.