Nueva York triplica el número de ciclistas en 10 años

Nueva York podría convertirse en la Ámsterdam de América gracias a la cantidad de ciclistas que circulan por sus calles.

Andar en bicicleta es una de las formas más verdes para transportarse, además de mantenerte ejercitado, evitas emisiones de gases contaminantes y reduces el tráfico. Al parecer Nueva York ha entendido esto ya que el número de ciclistas se ha triplicado en los últimos 10 años.

En una ciudad tan bella como es Nueva York, los trayectos al trabajo deben ser además recreativos y un alivio al no enfrentarte al tráfico. El Departamento de Transporte (DOT) de la ciudad, mide la cantidad de ciclistas en los 4 puentes del East River, el ferry de Staten Island y el Hudson River Greenway, 10 veces al año, de abril a octubre y en mayo, agosto y septiembre.

Los datos del DOT revelan que entre 2004 y 2014 muestran un aumento de 3 veces el número inicial. Esto es destacable porque 10 años antes, de 1994 a 2004 ni siquiera se duplicó. A medida que la ciudad ha crecido, el número de ciclistas ha aumentado y eso habla de un crecimiento sostenible, también de que la infraestructura de la ciudad lo ha permitido.

Cada vez más personas se sienten cómodas transportándose en bicicleta en una ciudad tan grande, también quiere decir que la relación conductor-ciclista ha mejorado en cierta medida y que es un medio de transporte seguro y valorado. Ha ayudado también el impulso dado a los programas de bicicletas compartidas.

Las ciudades de todo el mundo deben impulsar actividades como ésta y hacer más eficiente el transporte público si deseamos adoptar una cultura verde. Pequeñas cosas como andar en bicicleta pueden ser muy significativas para el cuidado del medio ambiente. Si quieres participar en él, sólo recuerda respetar las reglas de ciclismo urbano y proteger tu cuerpo.