Remedios naturales para eliminar los puntos negros

Esas molestas marcas en tu rostro pueden desaparecer de formas caseras y naturales.

Una de las cosas que me molestan de mi cara son los puntos negros que tengo en mi nariz. mi mamá dice que no se notan mucho, pero cada vez que me miro al espejo es lo primero que veo, y por más que me lave la cara, siempre se notan y eso me acompleja un poco. Para las mujeres y hombres que tienen el mismo problema que yo, les comparto algunos tips caseros y naturales para eliminarlos.

Limpieza profunda de poros

Exfoliante natural

Una vez a la semana debes exfoliar los poros, y para eso solo necesitas bicarbonato de sodio con jugo de limón. Los mezclas hasta obtener una pasta fina. Si no tienes bicarbonato de sodio, puedes usar azúcar, aunque te recomiendo el bicarbonato, ya que es mucho más suave para el rostro.

Primero, debes humedecer el cutis y luego aplicar el exfoliante con movimientos ligeros y circulares durante 4 minutos, concentrándote especialmente en las zonas de tu rostro donde estén los puntos negros, pero recuerda hacerlo siempre con suavidad, ya que si frotas muy fuerte puedes dañar tu piel.

Vapor

Otra forma de limpiar tu rostro es con vapor. Cada 3 días, hierve agua con manzanilla o romero y coloca el rostro a una distancia en que el vapor llegue, pero sin quemarte. Con esto, los poros se abrirán y será más fácil eliminarlos si presionas en el área, siempre con cuidado.

lavarcara.jpg

Mascarillas naturales

Yogurth y limón

Esta mascarillas es muy simple y eficaz, ya que el yogur y el limón son excelentes limpiadores naturales que dejan la piel fresca y libre de impurezas. Solo debes mezclar 2 cucharadas de yogurth natural con media cucharada de jugo de limón. Aplica la pasta sobre el rostro limpio y deja que actúe unos 20 minutos. Transcurrido el tiempo, lava tu cara con abundante agua tibia. Repite esta operación una vez a la semana y verás como, en poco tiempo, acabas con los puntos negros y tu piel se ilumina y se vuelve mucho más tersa, suave y lisa.

Clara de huevo y kleenex

Para esta mascarillas, debes untar clara de huevo en tu rostro, especialmente en las zonas donde tengas más puntos negros. Sobre la clara debes poner un kleenex y sobre éste coloca otra clara de huevo. Deja secar hasta que se haya secado y endurecido por completo. Quita tirando de la mascarilla de abajo hacia arriba. Finalmente enjuaga tu rostro con abundante agua tibia.

Prevención

Luego de haber hecho estas limpiezas faciales y mascarillas, podrás ver cómo poco a poco tu cara se ve más limpia. Pero nada servirá todo este esfuerzo si te dejas estar. Los puntos negros pueden regresar en días o semanas, por lo que es una lucha continua. Debes tratar de mantener tus poros limpios y de “cerrarlos”  con duchas de agua fría. Y sobre todo, ten paciencia.