México se encuentra entre los 10 países con mejores avances en energía verde

Su principal punto débil es que el sector eléctrico es controlado por CFE, lo que deja poco espacio a inversores.

El Fondo multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) junto al departamento del Reino Unido y la agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, financiaron el estudio Climascopio 2014. De los 55 países evaluados por sus avances en materia de energías verdes, México se encuentra entre los 10 primeros lugares.

Los 55 países evaluados por Climascopio 2014 corresponden a los mercados de África, Asia, América Latina y el Caribe. Estos son los 10 países que han desarrollado los mejores avances en energías limpias:

  • China
  • Brasil
  • Sudáfrica
  • India
  • Chile
  • Uruguay
  • Kenia
  • México
  • Indonesia
  • Uganda

México se sitúa en el 8vo. lugar gracias a que su instalación para energías verdes ha crecido más rápido que en algunos países desarrollados. Esta es una tendencia ya que este estudio también revela que la capacidad de energía limpia creció poco más del doble en países desarrollados respecto a países más ricos y con tecnologías competitivas en precio.

Climascopio 2014 revela que las reformas en curso pueden traer nuevos proyectos eléctricos y de energía limpia que podrían atraer la inversión privada. También destaca el manejo de gases de efecto invernadero del país derivado del impuesto aplicado al carbono que junto al sistema de comercialización de emisiones que planea instaurarse, buscan reducirlas en un 30% para 2020.

México es la segunda economía más grande de Latinoamérica y el segundo mercado de energía limpia en la región. En 2013 se invirtieron 2.2 millones de dólares en este sector. Las energía renovable alcanzó un 18% de la generada ese año.

Nuestro país tiene la capacidad para hacer que la energía verde sea una fuerte competidora de las fuentes convencionales. Su punto débil, según Climascopio 2014, es que el sector eléctrico es manejado únicamente por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo que no deja espacio para nuevos inversionistas.