Las propiedades súper poderosas del kale o col rizada

Por algo esta variedad de brassicas se ha colocado como uno de los super alimentos más populares de los últimos años.

En sus hojas color verde intenso se concentran vitaminas y minerales en una cantidad que nunca hubieras imaginado. Por estás características, el kale se ha convertido en la verdura reina de los super alimentos.

El kale, también conocido como col rizada o col berza, es muy popular en Europa y forma parte de las tradiciones decembrinas — especialmente en Alemania —. Llegó a Estados Unidos en la década de 1980 y, en los últimos años, ha ganado bastante popularidad por sus propiedades y su boom entre celebrities. Pero va más allá.

kalesmoothie660x550.jpg

(cc) sweetonveg / Flickr

Es una verdura densa nutricionalmente. La porción de una taza tiene más calcio que la leche, más hierro que la carne, una gran cantidad de vitamina C, K y A. También se habla sobre sus propiedades anticancerígenas y desintoxicantes, que limpian hígado y sangre.

Este primo del brócoli, la coliflor y el repollo, cuenta con sus propias variedades: kale de hoja rizada, kale de hoja plana (un poco más amarga), kale rojo ruso, kale toscano, kale dinosaurio. Todas tienen en común ese verde especial, hojas crujientes y fibrosas, además de un sabor único.

kaleinfographic.jpg

© Juice Generation / MindBodyGreen

Entre las propiedades y los beneficios que ofrecen estas deliciosas hojas verdes, destacan los siguientes:

  • Es una rica fuente de calcio, lo cual ayuda a prevenir la osteoporosis, fracturas y perdida de densidad ósea, además de ayudar a mantener un sistema digestivo saludable.
  • Gracias a su vitamina C se activa el sistema inmunológico, el metabolismo y la hidratación — también ayuda a fijar el calcio en los huesos.
  • Por su alta presencia de vitamina A, es buena para la visión, la piel y la prevención de cáncer en pulmones y boca.
  • Tiene también vitamina K en grandes cantidades, que se relaciona con propiedades anticancerígenas, además de favorecer la salud de los huesos y la coagulación de la sangre; también se cree que puede ayudar a personas con Alzheimer.
  • Una de las fuentes vegetales más ricas en hierro, lo que la hace básica para vegetarianos y veganos, ya que gracias a este mineral se evita anemia, se forma hemoglobina y enzimas que transportan oxígeno a todo el cuerpo, además de favorecer al hígado.
  • Alcalino, anti-inflamatorio y antioxidante. Además que ayuda a evitar el cáncer, ayuda a regular el colesterol, a combatir algunos síntomas de artritis, asma y desordenes auto-inmunes.
  • Bajo en calorías y rico en fibra. Una taza de este vegetal cuenta con 39 calorías, 5 gramos de fibra y 0 gramos de grasas, lo cual ayuda a mantener una digestión saludable.

Aunque su principal producción se realiza en Europa — por el frío que requiere su cultivo — poco a poco se ha ido adaptando a otros países. Poco a poco es más fácil de encontrar en tiendas orgánicas y con productores locales, hasta puedes conseguir la semilla para tener col rizada en tu huerto. Lo importante es procurar conseguirla de manera local.

kalesaute660x550.jpg

(cc) laurelfan / Flickr

Toda esta riqueza nutrimental se condesa en unas hojas de kale, que por cierto, son muy versátiles en la cocina. Se pueden comer solas, en ensaladas, algunos guisos, al horno,con un toque de cayenne o aceite de oliva, deshidratadas, en jugos verdes, en sandwiches y wraps… ¡El cielo es el límite!

Se recomienda consumir una taza y media de kale dos veces a la semana, para disfrutar de sus múltiples beneficios. Como consejo adicional, es bueno lavarlo y masajear las hojas por un rato para hacerlas un poco más suaves.

Disfruta de esta verdura en alguna receta compartida por nuestras amigas de Sabrosia y nos cuentas.