El Herbario Nacional de México protege más de un millón de plantas

El herbario lleva a cabo un proyecto de digitalización de especies para poner la información en línea.

Estudiar nuestra flora nos ayuda a descubrir los diferentes usos y aplicaciones que pueden tener en la vida diaria pero además nos permite conocerla lo suficiente como para protegerla. El Herbario Nacional de México tiene la colección de plantas más grande del país y América Latina con 1 millón 400 mil ejemplares.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es la encargada de gestionar el herbario a través del Instituto de Biología. Cada año se agregan más de 20 mil plantas, por ello se encuentra entre los 10 más activos del mundo. Al mes se añaden al menos 2.000 plantas entre hongos, algas, líquenes y musgos.

Mediante un proyecto con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), el herbario está realizando la digitalización de todas estas plantas en la que se fotografían y se capturan datos de más de 1.500 ejemplares al día. El objetivo es poner toda esta información disponible a través de la Coordinación de Colecciones Universitarias Digitales de la UNAM.

Durante los 2 años y medio que lleva este proyecto se han digitalizado alrededor de 700 mil plantas, casi un 50% de la totalidad del herbario. En él se incluyen plantas mexicanas pero también de otros países como Guatemala, Honduras y Nicaragua por citar algunos de los 100 países de los que tenemos una representación de su flora.

Según las colectas que se han realizado para el herbario se ha visto que los estados en México más ricos en diversidad son Oaxaca, seguido de Chiapas, Veracruz y Jalisco aunque la parte noroeste del país ha sido poco explorada. Este es un esfuerzo que se viene realizando desde 1888. Cuando el herbario pasó a manos de la UNAM en 1929 apenas se conocía a la mitad de las especies que se conocen ahora.

Tener tanta información disponible nos servirá para continuar investigaciones que ayuden a nuestra salud y a la del planeta.