Boyan Slat, fundador de The Ocean Cleanup Project [Defensores de la Gaia]

Boyan es un chico de 20 años que recibió el premio Campeones de la Tierra por su proyecto para acabar con la sopa de plástico.

El ingenio no tiene edad, para muestra de ello tenemos a Boyan Slat, un chico holandés que ha conseguido reunir 2 millones de dólares para llevar a cabo el ensayo de su plan para limpiar los océanos a escala real. Boyan inició hace 2 años este proyecto que vino a su mente cuando aún tenía 16 después de que en unas vacaciones en la playa vio más plástico que peces.

Boyan tiene ahora 20 años y estudia ingeniería aeronáutica en la Universidad de Delft. Gracias a su proyecto The Ocean Cleanup Project, ha ganado el premio Campeones de la Tierra de la ONU al igual que el mexicano Mario Molina. La propuesta de este sistema es que el océano acumule por sí mismo la basura que nosotros tardaríamos años en reunir y retirar.

boyan660x550-1.jpg

The Ocean Cleanup / Facebook

A través de barreras flotantes en forma de “V” colocadas de forma estratégica en algunas zonas del Pacífico Norte se recogerán hasta 65 metros cúbicos de materiales tóxicos al día que serán transportados por las mismas corrientes. Con una plataforma que trabaja con la energía del sol y las olas, succiona los restos se extraerán del agua y un barco la limpiará cada 45 días.

En 5 años, el Giro del Pacífico Norte podría reunir los 7 millones de toneladas de plástico que se estiman habrá para el 2020 y que nosotros tardaríamos en extraer 79.000 años. Existen opiniones divididas acerca del plan de Boyan, hay quienes creen que es una verdadera posibilidad mientras que otros piensan que dañaría la vida marina.

Las persianas que conforman el sistema de limpieza tienen unos 100 metros de envergadura por 3 de profundidad. Esto permite que la vida por debajo de ellas siga su curso y, en teoría, no debería dañarla. El único inconveniente del proyecto de Boyan es que no será útil para recolectar las pequeñas partículas plásticas que son ingeridas por los peces.

Aún con los inconvenientes, esta idea podría ser de mucha utilidad para eliminar los pedazos grandes de basura. Es nuestro deber hacer consumo responsable de envases y materiales plásticos para evitar que más basura llegue a nuestros océanos.