Población de osos polares al norte de Alaska ha disminuido en 40%

Entre 2004 y 2006 sólo sobrevivieron 2 oseznos de 80 que los científicos estaban monitoreando para el estudio.

En estudio publicado esta semana en ESA Journals, confirma el descenso en la población de osos polares y las cifras son alarmantes. En la región que comprende el norte de Canadá y Estados Unidos, precisamente en el Mar de Beafort, se ha registrado una disminución de 40% entre 2001 y 2010.

Las advertencias eran claras. Los osos polares bajan cada vez más buscando alimento y un lugar seguro debido al hielo cada vez más delgado, pero no todos corren con suerte — especialmente los ejemplares más pequeños.

Los investigadores del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) y científicos tanto de Canadá como de Estados Unidos dieron a conocer los siguientes datos:

  • Sólo sobrevivieron 2 oseznos de 80 monitoreados entre 2004 y 2006.
  • Aunque la taza general comenzó a subir en 2007, la supervivencia de osos juveniles disminuyó durante el periodo del estudio.
  • La población total de osos polares en la región alcanzó 900 ejemplares en 2010, último año del estudio.

De acuerdo a los científicos, los factores relacionados a estos bajos niveles de supervivencia son dos muy específicos, relacionados con lo mencionado anteriormente.

  • Pocas focas, su principal alimento, durante la temporada de verano e invierno.
  • El hielo cada vez más delgado y móvil en invierno, condición poco ideal para capturar focas.

Este estudio engloba observación de 10 años para confirmar situaciones ya conocidas. Entre la contaminación y el calentamiento global, los osos polares van a la baja y lo único que podemos hacer es buscar ese cambio, esas acciones para frenar el cambio climático.

“En 2007, mis colegas y yo predijimos que podríamos perder a los osos polares del sur del Mar de Beaufort, a mediados de este siglo si no hacemos algo con respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero. Este informe confirma que todavía estamos en el camino equivocado.” — Dr Steven Amstrup, jefe científico de Polar Bears International

Recordemos que el oso polar (Ursus maritimus) se considera como una especie vulnerable por la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Conoce más sobre esta hermosa especie en VeoVerde o en la aplicación del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).