Certifican nuevas especies de maíz en Puebla

Realizaron pruebas a 53 variedades de maíz en dos microrregiones del estado de Puebla, con muy buenos resultados.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en Puebla, junto con el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) y el Colegio de Postgraduados (Colpos) han puesto su atención en dos microregiones del estado de Puebla, en el centro – sur de México, ahí ellos han puesto a prueba a 53 variedades de semillas híbridas de maíz.

Las dos microregiones que analizaron fueron Valles Altos: Libres, San Nicolás Buenos Aires y Huejotzingo; y Transición: Tepango, Toxtepec y Atlixco; regiones que obtendrán materiales genéticos de más alta calidad para poder producir mejores y mayor cantidad de semillas, ya que fueron validadas de forma positiva por los especialistas.

Los beneficios de este tipo de certificaciones son varias, en un inicio se dan más recursos económicos para los productores, que beneficia las economías locales y pequeñas, pero también benefician a los compradores y comerciantes ya que ellos pueden estar seguros del tipo de semilla que están comprando y posteriormente ofertando. Para producir semilla certificada, de acuerdo con el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias y el Instituto de Investigaciones Agronómicas, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Las empresas productoras registradas en el SENASEM, deben inscribir en la Oficina Regional de este servicio la superficie de siembra de los cultivares elegibles para la certificación
  • Los agricultores cooperadores o multiplicadores de semillas, deben estar familiarizados con el cultivar, disponer de tierra, equipos, fertilizantes, pesticidas y recursos económicos; asimismo, conocer y cumplir las normas y requisitos específicos exigidos, según la clase de semilla a producir.
  • La inspección oficial debe realizarse en cualquier etapa de desarrollo del cultivo, por personal de investigación y técnico autorizado por el SENASEM, Región Central para verificar el cumplimiento de las distintas etapas del proceso de certificación e inspección de las labores en fases de siembra, producción y cosecha.

Estos pronunciamientos tienen como finalidad también, el uso de nuevas tecnologías que desembocarán inevitablemente en el mejoramiento de su producción y producto, así como de la economía local, ya que estas semillas se encuentran actualmente amenazadas por el uso de transgénicos, que ya aprobó el gobierno mexicano, a través de la COFEPRIS, quien ha declarado como saludable el consumo de maíz transgénicos en México junto con otros varios productos. Por ello tanto el comerciante como el comprador final de la semilla puede estar seguro de que está comprando una semilla de origen y no un transgénico.