Producen 500 litros diarios de bioetanol con prototipo de Conacyt

El estudio surgió por solicitud de una empresa de la industria alimenticia con grandes desechos de maíz.

El Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ) ha diseñado un prototipo de planta en la que, a partir de los desechos generados por el procesamiento de cereales, se ha logrado producir hasta 500 litros de bioetanol al día. Los desechos utilizados provienen del procesamiento del maíz con alto contenido de almidones, celulosa y hemicelulosa.

Mediante un proceso de hidrólisis de carbohidratos contenidos en los desechos, se establecieron las condiciones ideales para su fermentación y producción de bioetanol dentro del laboratorio. Así se montó esta planta piloto en el CIATEJ, instalaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Lorena Amaya Delgado del departamento de Biotecnología Industrial del CIATEJ junto a otros investigadores, utilizaron enzimas hidrolíticas y levaduras tolerantes al etanol para lograr una fermentación con altas concentraciones de azúcar que derivan en procesos más eficientes. Los equipos utilizados también fueron diseñados a medida para mejorar la eficiencia y rendimiento de la planta.

El proyecto empezó por una solicitud de una empresa de la industria alimentaria que genera cuantiosos desechos de maíz. Aunque esta tecnología está diseñada para dar respuesta a este problema en específico, es aplicable a todo el sector alimenticio. La doctora Amaya ve su trabajo en las industrias panificadoras, procesadoras de lácteos y frutas por mencionar algunas.

Para este proyecto de investigación de energía sustentable participaron también el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar) del IPN y el centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), centro Conacyt. Estudiar cómo aprovechar los desechos es una excelente forma de caminar hacia la sustentabilidad.