Haz divertidos sellos con corchos reciclados

Aprovechemos las ventajas de este material natural, amigable con el ambiente, en lugar que terminen en la basura.

Cada botella de buen vino viene cerrado con un corcho. Por lo regular, estos tapones terminan en la basura — muchas veces con todo y botella — sin considerar que podemos darle un segundo uso.

En VeoVerde hemos compartido consejos para aprovechar el vidrio en forma de vasos y tazas, realizados con una técnica muy sencilla. Sin embargo, ¿qué hacemos con los corchos?

En realidad, resulta un material dinámico y amigable con el ambiente que podemos aprovechar en decoración y manualidades, como unos lindos sellos personalizados. Una actividad para compartir con todos, hasta los más pequeños de la familia.

Materiales

  • corchos de vino
  • cúter o estilete
  • lápiz
  • salvacortes
  • pinturas naturales

Instrucciones

Paso 1. Reunir todos los materiales. En el caso de los corchos, pide a tus amigos y familiares que ayuden a recolectarlos; seguro quedarán algunos después de cenas y reuniones.

Paso 2. Toma el corcho y dibuja una figura de tu preferencia. Corazones, estrellas, lunas en diferentes fases, flechas, círculos, flechas, palomitas, copos de nieve. ¡El cielo es el límite!

Paso 3. Con el estilete, recorta la orilla de la figura con mucho cuidado — por obvias razones, se recomienda que este paso sea realizado por un adulto.

Puedes jugar con las dimensiones y las formas de los sellos; retirar las orillas o, bien, el centro de la figura para darle un toque distinto a cada sello.

¡Listo! Recomendamos utilizar pinturas naturales, para decorar libretas, hacer hojas personalizadas y hasta envolturas de regalo. Ahora que viene la época navideña puedes hacer sellos en forma de esferas, arbolitos o nieve. ¡Haz tu colección!