Autorizan el consumo de productos genéticamente modificados en México

Según Cofepris, el consumo de estos alimentos es totalmente seguro. Aún falta que autoridades otorguen los permisos para su siembra.

Cuando se ganan pequeñas batallas no podemos bajar la guardia, pues la guerra aún sigue en pie. Así ocurre en México con los productos genéticamente modificados, los cuales han sido autorizados para su consumo por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Con la decisión de Cofepris se permite el consumo de 132 productos transgénicos; la mitad de estos corresponde al maíz y, el resto, está repartido entre algodón, soya, canola, entre otros; según informa Dinero en Imagen.

Esta decisión — tomada la semana pasada — contradice el fallo del juzgado décimo de distrito en materia civil, en Distrito Federal, que en octubre de 2013 suspendió todos los permisos de liberación comercial de maíz transgénico territorio mexicano.

Cada una de las solicitudes que se han sometido a la Sagarpa y Semarnat para autorización de siembra de maíz, cuentan con la  autorización de la Cofepris para su consumo, lo único que se estaría esperando es la autorización de las dependencias y en su momento  comercializar la semilla. — Alejandro Monteagudo Cuevas, director ejecutivo de AgroBio México.

En dicho juicio, promovido por 53 personas y 20 asociaciones civiles, figuran como demandados la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), además de empresas de biotecnología — como Monsanto.

A pesar de dicha decisión, Monsanto, PHI México, Bayer de México, entre otras, insistieron en la solicitud de permisos para la siembra — si sumamos las 25 solicitudes recibidas hasta agosto pasado, hablamos de 3 millones de hectáreas de cultivo en fases experimental, piloto y comercial.

El trabajo que ha realizado la Cofepris se ha hecho conforme a estándares internacionales de evaluación de inocuidad, lo que significa que los mexicanos podemos tener la certeza de que cada uno de los productos que llega al mercado se pueden consumir sin riesgo.

Estos productos permitidos son sólo para consumo humano y no representan ningún riesgo para la salud, según asegura el representante de AgroBio México — a pesar de todas las pruebas que demuestran lo contrario.

Ahora, activistas, asociaciones y ciudadanía en general, debemos considerar esta decisión de Cofepris para otro juicio, antes de que tenga éxito alguna de las apelaciones presentadas. En tanto, vale la pena estar informados y compartir con nuestra comunidad lo que ocurre dentro del sistema.

Entre todos podemos luchar por un México libre de transgénicos.