Polémica por iniciativa que considera 19 razas caninas como peligrosas

En Nuevo León (México) surge un intento para señalar a razas específicas, que significaría un retroceso a la Ley de Protección Animal.

Hace un par de días se dio a conocer una iniciativa de reforma para la Ley de Protección Animal en el estado de Nuevo León — al norte de la República Mexicana — que promueve la clasificación de razas específicas como peligrosas, entre otras cosas. Activistas y amantes de los animales se han movilizado para evitar su decreto.

La iniciativa — presuntamente promovida por Francisco Treviño Cabello, Diputado del Partido Acción Nacional — señala 19 razas de perros como peligrosas. Según informa Excélsior, la propuesta se lee de la siguiente forma.

Para los fines de esta ley se considera como animales peligrosos los perros de raza mastin inglés, bull terrier, akita inu, tosa inu, fila brasileño, dogo argentino, dogo canario, corso italiano, fila brasileño, mastin napolitano, rottweiler, gran danés, san bernardo, american staffordshire terrier, pit bull terrie, dobermann, pastor alemán, alaskan malamute y bullmastiff (sic) — Artículo 4, Fracción IX.

A lo largo del texto se proponen definiciones, acciones y prohibiciones que van en contra con el concepto de protección animal. Entre otras cosas, podemos rescatar lo siguiente:

  • Se define el concepto animal peligroso, como aquellos que “por razón de su especie, características físicas o antecedentes sean susceptibles de causar al hombre, a sus bienes o a otros animales un daño o perjuicio grave, físico o material”.
  • Señala que se definirá de esta forma a cualquier animal de compañía que muestre comportamiento con tendencia a la agresividad.
  • Propone que la tenencia de animales peligrosos sea regulada por cada municipio.

El lugar donde habite el perro peligroso deberá estar circundado con paredes, bardas, barandales o malla con la altura y resistencia suficiente que impidan el escape o fuga del perro peligroso.

Se prohíbe amarrar o encadenar en las vías o lugares públicos o en terrenos baldíos no cercados a perros peligrosos.

  • En caso de poseer un animal peligroso, se debe pedir autorización para tenerlo y se deberá marcar el perímetro del lugar donde se encuentre con mensajes como «Cuidado: perro peligroso».
  • Propone el sacrificio “humanitario” a animales  a través de descarga eléctrica — entre otros métodos que se leen en un gráfico más abajo (?)
  • Prohibe a las organizaciones el rescate de perros peligrosos fuera de sus municipios.
  • Prohibe organizar campañas de adopción en centros comerciales.

El diputado se lava las manos

Ante la reacción en contra de la iniciativa y los señalamientos hacia el legislador que protege a los animales, Treviño Cabello aseguró a una publicación nacional que él no promovió dicha ley. Según él, se trata de un documento que se filtró en internet.

No es una iniciativa mía, yo no la presenté, es un borrador que presentaron los criadores de perros. No hay un dictamen oficial, es un borrador que se filtró.

Casualmente, Treviño Cabello presentó ayer una iniciativa de ley contra maltrato animal en el estado. (Esta vez si fue él…)

Animalistas alzan la voz contra la iniciativa

Al darse a conocer la supuesta ley contra razas específicas, organizaciones no gubernamentales, activistas y animalistas comenzaron un movimiento en línea con la etiqueta #LeydeDESprotecciónanimal, para dar a conocer estas intenciones a los ciudadanos de Nuevo León, al país y al mundo entero.

Pronto se comenzaron a acumular fotografías de familias con sus perros “peligrosos”, perros adoptados en eventos realizados en centros comerciales, animales rescatados en otros municipios. Todos ellos podrían verse afectados por la reforma.

Todos podemos generar consciencia sobre el tema, compartir información y evitar que esta iniciativa… si realmente se presentó —porque yo no la he encontrado en la página del Congreso Estatal de Nuevo León —. Si no está registrado, si no se está evaluando, es buen momento para platicar sobre este tema que tanto ha hecho sufrir a dueños responsables en otros países.

Si te encuentras en Nuevo León, únete a la manifestación para pedir que se deseche este dictamen, que se realizará este domingo 16 de noviembre a las 11:00h, en la Macroplazan. Asiste de blanco y firma la petición.